Coberturas

Aznar en el Teatro

pedro aznar

Pedro Aznar se presentó en Salta con un show íntimo y emotivo en el Teatro Provincial.. RS estuvo presente en el show del ex Serú Girán y te lo cuenta.

diego maita lopez Por Diego Maita López – [email protected]

Fotos: Santiago Lofeudo – http://www.dia22.com

Advirtiéndolos contra tentación de objetividad, debo decir que Pedro Aznar en uno de los artistas que más me fascina. Debo haber empezado a escuchar algunas de sus cosas, en Serú hace como más de 15 años, y luego, cuando tocó en la Serenata a Cafayate del 98 (inolvidable), hice el click que a veces hacemos con ciertos artistas.

El concierto del pasado viernes, debe haber sido el 4º o 5º que da de manera mas o menos consecutiva en nuestra ciudad. Recuerdo que presentó Quebrado, trajo el show con David Lebón, y otros más que ahora no recuerdo bien.

El show comenzó con Fugu, tema del disco Quebrado. Fugu es un pez exótico de Japón que se hincha y desprende una toxina mortal para el ser humano; pero es tan delicioso que aun así hay quienes se arriesgan a comer su carne. Luego el show transitó por un repertorio exquisito, digno de Aznar, con canciones propias y gemas de otros autores, tan diversos como Chico Cesar, Spinetta, Paul Mc Cartney, Atahualpa Yupanqui o el “Cuchi” Leguizamón.

aznar

Una de las características de este show de Aznar, y que sorprendió a más de uno, fue la banda. La banda que no hubo, porque el show fue sólo de Pedro, a solas con el mundo, título del disco que según adelantó en diálogo con el público, saldrá a la calle en 15 días. Así, fue alternando en la ejecución de la guitarra eléctrica, la acústica de 6 y de 12 cuerdas, la guitarra de nylon (usó 2 distintas), los teclados y claro, el bajo, el primer amor. Costó ver un show donde sólo haya UN SOLO TEMA interpretado con el bajo, y fue Muñequitos de Papel, interpretado con un destornillador hogareño, dándole un efecto percusivo interesante.

Momentos de emoción hubieron bastante, como cuando dedicó dos zambas a Mercedes Sosa, interpretadas magistralmente, invitando al baile aún a los pata ´i palo como el que firma esta nota. A primera vista fue el primer momento de canto colectivo, una canción cómplice de Aznar y el público local que crece cada año, cantada prácticamente por fonética. Otro momento, esta vez de in – corrección política estuvo dado cuando, tocando el tema de moda de la semana (“los 33”), agitó duro contra los empresarios mineros, dedicando una pieza magistral de Violeta Parra, una mujer históricamente en las antípodas de Sebastián Piñera y gabinete.

aznar

El final (canto colectivo parte 2) vino de la mano de una baguala, cantada junto a todo el público, sólo, con una caja chirlera, y el público que enloqueció cuando al final de la copla Aznar abandonó el micrófono y terminó cantando al borde del escenario… memorable.

El marco del Teatro Provincial fue buenísimo, casi en un lleno total, y si debo reconocer que el show “íntimo” sorprendió a más de uno, que iban a ver a Aznar con la banda, pero bueno, el precio de las entradas (80 pesos en 1ª fila), debía ir advirtiéndonos de algo así. Igual, la falta de banda en este caso no fue un defecto, sino que puso en evidencia el manejo vocal de Pedro Aznar (canta bestialmente) y sobre todo, la capacidad para manejar un show de la manera en que sólo alguien que tocó con tanta gente grossa (Pat Metheney, Serú, etc) puede hacerlo.

Seguí leyendo

Ganaron las entradas

Redacción

Presentamos el RS 2009

Redacción

¡Qué cagada!

Eduardo Pece