Coberturas

Ciro en Jujuy

Ciro y Los Persas tocó por primera vez en Jujuy, en lo que fué su segunda visita al NOA en poco más de un mes. RS se hizo presente en el show y te lo cuenta.

“Nunca morirá este amor”

Por Enrique Gonzalo Barrionuevo (Corresponsal Jujuy)
Fotos: Facebook Oficial de la banda
 
Una vez más, la muestra de cariño hacia esta parte del país se hizo evidente. Sean testigos de un nuevo sacudón que Ciro y los Persas le dieron al NOA, esta vez desde Jujuy.
 
Tarde de viernes, soleada como hacía varios días no había en la capital jujeña. La gente terminaba sus obligaciones. Apresurada se quitaba su corbata, uniforme, guardapolvo, etc., y se “calzaba” la pilcha para, desde temprano, llegarse hasta la Federación de Básquet, y así empezar a vivir una nueva presentación persa en el norte de nuestro país, luego de la excelente presentación en Salta y Tucumán hace poco más de un mes. Así lo hizo Micaela, una fanática que desde las cuatro de la tarde aguardaba afuera esperando la prueba de sonido y poder fotografiarse con su “gran amor”, Ciro. La espera fué en vano porque Andrés no se hizo presente en la misma, pero igual terminó feliz, porque estando allí se ganó una entrada para el recital en un programa de radio del lugar que se encontraba con un móvil en vivo. Un “gracias Rockangol” delataban el agradecimiento al medio radial.
 
ciro en jujuy
 
“Nada nos detiene, ninguna ciudad”
    
Gente de distintos puntos del país se iban instalando en el Parque San Martín, ubicado a metros del estadio. “Bº LIBERTADOR”, “CAMPO SANTO”, “PERICO”, “SALTA”, “VARELA PIOJOSA”, “SARGENTO CABRAL”, ”JUJUY”, delataban algunas banderas, entre muchas más, el origen de los seguidores.
 
ciro en jujuy
 
“Miles de almas en un ritual sin calma”
 
Faltando 15 minutos para las 22 horas, las luces del estadio se apagaron provocando un solo grito de guerra. Muchos ya sabían lo que se venía, otros, estaban impacientes por conocer esa sensación que trepa por el cuerpo cuando la presencia de Andrés Ciro se refleja en el escenario. El “ole. Olé…olé olé olá…que salga Ciro y todo el año es carnaval…”, por parte de los tres mil quinientos espectadores se hacía sentir muy fuerte en el lugar.
Los tres minutos que duró la introducción se hicieron eternos.
Hasta que, de campera verde musgo, remera negra, bufanda al cuello y pantalón negro, acompañado de cánticos, silbidos y gritos, el líder Persa se hizo ver y escuchar con los acordes de “Antes y después”. Luego  siguió con “Ximenita”, un tempranero tema “piojoso” para calmar las ansias de los melancólicos y seguir con la potencia y locura del show. 
 
ciro en jujuy
 
Muchas gracias Jujuy!, fué la frase que repitió varias veces el cantante, con muy buena onda y algo de demagogia, la cual se vió plasmada cuando en el clásico “Ruleta”, se calzó un chulo coya y en “Insisto”, canción que va en camino en convertirse en un himno en esta nueva etapa solista, se atrevió a recoger una de las tantas cámaras digitales del público y se flimó cantando para después devolverla.

Entre el fervor y un sonido excelente, la banda se tomó 5 minutos de descanso, y sorprendieron saliendo de saco blusero en “Servidor”. También sonó “Vas a Bailar”, con mucho sentimiento y guitarra colgada, Andrés hizo delirar a la multitud. Juan Ábalos, primera viola, se lució en una zapada improvisada en el final  de “Malambo para Luca”. ”Banda de garage” y todo su rock Stone, hizo bailar a más de uno y la garganta de Ciro detonó en “Blues de la ventana”.

La lista de temas repasó  casi todos los temas de Espejos, cuya presentación sirvió de pretexto para esta fecha en “La Tacita de Plata”.
En cuanto temas de Los Piojos, la armónica se lució en “Pistolas”. El romanticismo en la noche llegó de la mano de los coreados “Todo pasa” y “Tan solo”, y con los pogueros “Pacífico” y “ Babilonia”, el estadio parecía querer caerse. 
 
ciro en jujuy
 
“No te sorprenda volverme a ver”
 
Casi a medianoche, Ciro terminó de leer el último “trapo” que habitaba en la Federación de Básquet, al ritmo del track oculto que posee Espejos, “Trapos”. De esta manera, la banda agradece a su fiel público en cada presentación que realiza.

Las luces se encendían de a poco. Las ganas de querer escuchar, aunque sea, un tema más se desvanecieron cuando los asistentes desenchufaban las guitarras de Juan Avalos y Juanjo Gaspari o se desarmaban en varias partes la batería de Lulo Isod. Muchos se resignaron cuando el teclado de Pablo Mano (reemplazante de Chucky” de Ipola), era llevado hacia camarines. Los más ingenuos se terminaron de convencer en el momento  que el bajo de Broder Bastos desapareció de allí. 

           
Todos salieron agotados, transpirados y sedientos de rock y esperando que el deseo de encontrarse de nuevo en Jujuy con un nuevo “ Ritual” del líder Persa se haga realidad.
 
ciro en jujuy
 
Así pasó una mágica noche. Los cuatro años de sequía “piojosa” jujeña se pagaron de la mejor manera con este recital. El mejor del año titularon colegas locales.

Todo en paz, por suerte. Los cánticos de los giles de siempre en la entrada, que confunden un recital con un partido de fútbol, se hicieron humo en los oídos de la gran cantidad de salteños que se acercaron a vivir una fiesta.

En fín, una velada que quedará marcada en las retinas de esta nueva generación de jóvenes, en la de los más grandes también, por estar acompañados de sus hijos y de toda una ciudad que pedía a gritos una visita de tamaña magnitud.  

 
ciro en jujuy
 
No te pierdas mucho más de lo que pasó en el show y las mejores fotos, en el número 4 de la revista ROCK SALTA, que saldrá a la venta a principios del mes de Agosto.

Seguí leyendo

Nuevamente Gallega

Redacción

CJS a la venta

Redacción

El NOA está unido

Redacción