Coberturas

Welcome to the Jaguar House

Illya Kuryaki and The Valderramas presentó Chances en Córdoba. Emmanuel y Dante brindaron un emotivo show en la Plaza de la Música.

Por Eugenia Díaz  | Fotos: Constanza Juan

El pasado 26 de julio, en medio de una gira por el interior del país y antes de viajar a México, Emmanuel Horvilleur y Dante Spinetta hicieron su parada obligatoria en la Plaza de la Música para presentar oficialmente su disco Chances. “Córdoba nos bancó siempre”, dijo Emmanuel, agradeciendo al publico por el apoyo incondicional.

La temperatura de la ciudad esa noche era baja pero dentro de la Plaza el calor del público se hacía sentir. Con un excelente sonido y el volumen a todo dar, los Illya Kuryaki and The Valderramas aparecieron en el escenario. Las luces rojas, azules, violetas y verdes contrarrestaban el negro en el look característico de ambos: Dante con un pañuelo al cuello, collar llamativo color dorado y anteojos negros. Emmanuel con pantalón de vinilo, sombrero/capellina, collar plateado, anteojos negros y lo que parecía ser un poncho. Comenzaron el show con “Chaco”, luego el clásico del momento “Ula-Ula” que hipnotizaba a las chicas y provocaba el balanceo casi involuntario de sus cuerpos.

Ambos se movían de un lado a otro en el escenario cantando hacia los espectadores que coreaban a todo pulmón. Nos invitaron a la aventura dentro de la Casa Jaguar (“Jaguar House”), siguieron con “Latin Geisha” y “Expedición al Klama Hama». Luego continuaron con la presentación de su último disco, empezando con “Águila amarilla” y su debido tributo a Luis Alberto Spinetta, proyectando un video con fotos desde su infancia hasta sus últimos días. Al finalizar el tema, el público gritó: “olé olé olé olé… ¡Flaco! ¡Flaco!”.

Cambiando con el ambiente, los dos músicos hicieron chistes entre ellos y, jocoso, Emmanuel hizo referencia a la situación religiosa mundial y comentó “tal vez con el Papa están algunos copados, pero después venimos nosotros”. Y así continuaron con “Celebraciones”, “Adelante” y “Safari espiritual” (“¡En la ciudad perdida de la furia Gustavo!”, dedicado a Cerati). “Por esta canción volvimos”, dijo Horviller antes de empezar con “Helicópteros”.

El público pedía más y los Kuryaki continuaron su show entre grandes éxitos, risas y música. Intercalaron temas de los discos Leche, Ninja Mental, Versus y, por supuesto, Chances. Presentaron a los músicos que los acompañan en el escenario, quienes hicieron una actuación individual a medida que eran nombrados.

Continuaron con “Jenifer del estero” y “Coolo”, haciendo vibrar al público e invitando a las chicas a menear sus caderas una vez más. Luego de tanto éxtasis, Dante y Emma pusieron stop y cantaron respectivamente los lentos “Ruégame”, en donde Spinetta se lució con su solo de guitarra, y “Abismo”. Abandonaron el escenario pero el público no quería irse. Los IKV volvieron e hicieron sonar los míticos acordes del hardcore con “Remisero” y su mayor éxito “Abarajame”, ovacionado por todos los presentes. Con estos temas se despidieron de Córdoba e invitaron a los espectadores a su show en Rosario y su gira internacional.

Seguí leyendo

Los Piojos | “Gris”, la canción que nació por una confusión

Redacción

Charly x 60

Federico Anzardi

El Yelagol a los escenarios

Eduardo Pece