Coberturas

La Maga en Beel Zebul

la maga

La Maga Blues Band, de Santa Cruz de la Sierra (BOL), presentó el fin de semana dos shows a pura habilidad y nostalgia musical. RS estuvo ahí y te cuenta.

Fin de semana a la noche arribo al lugar en donde la gente de La Maga Blues Band se va a presentar por segunda vez en nuestra ciudad. Noche linda si las hubo, por fin no hubo lluvia ni tanto vientito de esos que te hacen acordar a tus mas preciada campera o buzo. La banda boliviana tocaba y me interesaba saber cómo eran en vivo y, en especial, conocer a un historiador rockero salteño desde hace años; un tipo que se fue hace 20 años a vivir a Bolivia y que formó lo que hoy conocemos como “La Maga” (así, a secas). Hablo del señor Marcelo Gala, cantante y guitarrista de la banda. Un tipo con historia dentro suyo. Y varias.

Llegué y en una mesa cercana al escenario se encontraban los miembros del trío La Maga reunidos con conocidos tomando algo. El cantante y violero, Martín Gala, el bajista, Juan Navaja y el joven baterista, Jorge Barba.

De la pantalla del local se podían extraer retazos de canciones clásicas que sonaban mostrando algún que otro video clip mientras la gente tomaba algo y charlaba. Hasta que el reloj pisó las 01:30 y empezó el movimiento.

El escenario, a oscuras, empezó a lucir a los integrantes bluseros sobre él y todo empezaba lentamente. Hasta que habló.

Gala saludó muy contento al público presente y automáticamente arrancaron con una versión de “Buscado Un Amor” de Pappo. Cabe destacar que la voz de la banda es impecable y hasta un poco inquieta; se desata de la música y empieza a bucear por entre los rincones más quisquillosos de los oídos de los presentes. A más de uno se escuchó decir “la pucha que la hace bien ¿no?”.

la maga

En medio del cover empezó la presentación de la banda, con solo de instrumento de bajo y batería y la noche estaba encendida. Llegaron los temas propios y con artistas invitados en escena: el músico Walter Guzman en segunda guitarra y Ariel Sánchez en armónica; ambos salteños: “los negros de la banda, mis queridos salteños” decía Gala en media presentación.

El show se dividió en dos partes. La primera constó con el quinteto entero en escena interpretando temas propios y con muchos solos, “¿no es fenomal este pibe? Encima está soltero el desgraciado” señalaba el cantante, mientras sostenía un vaso de Fernet, hacia “Jorgito” Barba. Y desde un arranque la banda se mostró sólida y no dejó que nadie dejara de estar atento a ella. La gran elocuencia y gestualidad de Gala ayudó a sacar más de una sonrisa al que estaba sentado en una mesa. O parado, había mucha gente.

La segunda parte del show estuvo dedicada “a los músicos salteños, de acá, seguramente los mejores que vi”: se trataba de un baldazo de nostalgia hacia los melómanos salteños recordando bandas que iniciaron la movida por estos lares. “¿se acuerdan de Portero Eléctrico? Alguien se deberá acordar…” decía Gala señalando al público a la vez que renombraba a grandes músicos locales “el Chinato me vino a ver ayer y nos acordábamos de todo. Y cómo olvidarme de los Perro Ciego, estos músicos increíbles que alguna vez fueron mis alumnos de guitarra…eran así de pendejos”. Acto seguido invitó a escena a Martín “El Gamba” Aguilera, primera guitarra de Perro, a zapar algunos temas entre grandes sonrisas y miradas nostálgicas. Después subió Sandra Aguirre, la voz femenina de la noche, para interpretar una linda versión de “Desconfío” del Carpo. Fabian Amerise subió ahora a escena y Gala le donó su guitarra para empezar a tocar, “les dejo a ustedes ahora, me voy a tomar un fernet” y se acomodó detrás de los amplificadores a observar a su banda tocar con los músicos invitados.

la maga

“¡Pelao! vení para acá” invocaba Gala a Carlos “El Pelao” Vega, bajista de Perro, para seguir zapando temas propios de La Maga y seguir recordando anécdotas. Por primera vez pude ver a un Pelao Vega soltarse con placer en una guitarra; sonó muy bien y hasta llegó a ser abrazado por Gala mientras tocaba. Se acercaban las 04:00 de la mañana y el local estaba completo de gente con ganas de seguir escuchando buena música y contemplar la magia de los magos bolivianos. Ahora le fue el turno al cordobés Diego Rodríguez, “un amigo del alma que nos hace el aguante y un excelente músico de por acá” y otra vez cedió la guitarra para ponerse a mirar cómo tocaban sus ex alumnos. “Fenomenal chicos, que buen nivel esta noche papaa” dijo Gala y presentó al último invitado de la noche: Marcelo “El Salchi” Dique, cantante y segunda guitarra de Perro. Las sonrisas siguieron estando sobre escena y hasta se dieron el gusto de hacer “una de Perro”. Se sumó de vuelta el Pelao Vega y el show terminó con buenas zapadas por parte de los músicos.

La Maga Blues Band tocó y con todo y todos. Una linda noche que terminó con risas cómplices y varios recuerdos frescos en el aire. Y ahora lo que se espera es “un largo viaje desde Salta a Santa Cruz; y porque es muy largo el viaje, mi único equipaje es este blues” cerró la banda y todos se fueron.

Para ROCK SALTA. Pablo Choke Torramorell

Seguí leyendo

Seguimos mejorando

Redacción

Somber en Beel Zebul

Redacción

Nuevo programa de RSR

Redacción