Entrevistas

Anguila Macabra

anguila macabra

La histórica banda de la zona Sur vuelve a los escenarios, acompañando a Las Manos de Filippi. RS se juntó con Anguila y nos contaron en que andan.

pablo choke torramorell Por Pablo Choke Torramorell – [email protected]

Tarde calurosa de jueves en la ciudad y el invierno se opacó, aunque sea por unas horas, por la decisión de la gente de sacar a las calles sus mejores remeras; demostrando con un estilo fiel que el frío no se sentía para nada y que ya llega el “finde” con todo. O mejor dicho, con todos.

anguila macabra

Adentro de la pequeña sala de ensayos el cambio climático no se sentía mucho con el exterior y el calor empezaba a pesar un poco.

Pablo Conti (con “más de 30” pirulos), voz y legendario frontman de Anguila Macabra, se saca campera y bufanda de un solo movimiento mientras mira de reojo al bajista Daniel Díaz (33, “la edad de Jesucristo, cargando la cruz y todo”) que pide que le pasen una púa para tocar más cómodo.

Al lado, Cristian Velazquez (35) en primera guitarra junto a la nueva incorporación Sebastián Rosales (27) en segunda guitarra se largan a interpretar una larga zapada a modo de prueba de sonido. Emanuel “Cabra” Aguero (22) en teclado es la otra nueva cara de la banda y decide pararse solo, alejado de los demás para improvisar movimientos con sus dedos y larga una melodía bien oriunda del reggae mientras mira a los ojos a sus compañeros y larga en tono osado “¿y, les gusta esto?” recibiendo halagos de todos, en especial de Cristian quien se le acerca y le dicta unas cuentas recomendaciones mentales para tener en cuenta a la hora del show.

anguila macabra

Anguila Macabra está de regreso a las tablas salteñas y lo quiere hacer con todo y con todos. “Queremos sonar bien”, dicen mientras se encierran una y otra vez en una sala de ensayos a lijar todas asperezas para el oído y para probar nuevos sonidos. La incorporación de un teclado nunca había sido algo concreto en la banda y las guitarras (parece) nunca antes habían sonado tan fuertes; la voz de Pablo nunca había temblado tanto al esforzarse por hacer un súper grito al final del clásico “Nunca Supe” y nunca se hablaba de volver a la movida en serio. Pero en serio. “El único inconveniente todavía es saber con certeza a quién vamos a tener de baterista”, reflexionan los Anguila en las afueras de la sala de ensayos. El “Diegote” se encuentra sentado en la batería y es el que dice qué tema está yendo más rápido o cuál otro tiene que tener un tono distinto… parece que se encontró con las baquetas ideales para sus manos pero nadie asegura nada, o por lo menos por ahora.

Encerrados en la pequeña sala de ensayos se escuchan bien fuerte “No Money”, “La Morocha”, “Nunca Supe”, ”Che Bolú”, “Nada Fuera” y todo parece haber terminado para la jornada previa al show en la zona sur. Escuchar ese manojo de canciones ahora repensadas y modificadas para un nuevo sonido me hace pensar en una posible anécdota de lo viejo que se rejuvenece y que se alista para volver al ruedo. Nuevos integrantes; quizás otros ideales como también quizás otras decisiones hacen de esta Anguila algo más macabro que antes: se acomodan sus instrumentos ya camuflados en estuches y cuentan un poco la re-generación:

anguila macabra

¿Cómo ven a Anguila hoy en día?, ¿piensan que las nuevas incorporaciones cambien un poco el ambiento interno artístico de la banda?

Pablo (P): Estamos tratando de sacar todo a flote. Nuestra intención no era volver a tocar como consideramos tocar, pero nos habló el Facha (Madre T Rezo) para armar una fecha, y arrancamos de nuevo, suena lindo, suena como para meterle, volver de nuevo, porque habíamos pensado en cortar con Anguila pero nos entusiasmamos con los ensayos, con el sonido nuevo… Esto también se debe a los cambios de integrantes que hicimos para empezar ahora: la batería suena más justa, hay otra viola que suena en otro tono que le da más power a la banda. El teclado bienvenido sea, hoy fue nuestro primer ensayo con teclado y vemos que encaja lindo, y como los temas no son muy difíciles de tocar todo encaja bien.

En esta nueva fase de la banda, ¿tienen planeado hacer algo distinto, diferente?

(P): Nosotros tenemos planeado juntarnos todos los sábados en la casa de Seba para empezar a pensar en otros proyectos, como ser canciones nuevas, nuevos ritmos, nuevas interpretaciones, etc.

Daniel (D): La cosa ahora está buena porque hay gente que se suma a la banda y supongamos que por ahí si hay cosas que se hacen medio complicadas para tocar tenemos otros proyectos guardados, otras ideas por ahí dando vueltas: así que lo bueno es que sale material y vamos a estar constantemente ahí haciendo cosas y si salen bien, bienvenidas sean.

Adentrándonos en la escena local, se habla y discute mucho la cuestión del apoyo y de la conciencia en la movida salteña ¿cómo ven al ambiente de rock salteño actual?

(D): Me parece que hay bandas copadas y buenas en el ambiente, bandas que ya tienen su par de años tocando y que ya tienen su público y su gente. Pero me parece que tiene que haber más respuesta por parte de la gente y que existan más lugares copados para tocar, el apoyo en sí. Mientras la gente acompaña, las bandas tocan y todo va creciendo.

Sebastián (S): Por ejemplo, hay mucha gente en Salta que espera el regreso de Anguila. Yo era fanático de la banda y me uní a ellos por la amistad que tengo con el Dani. O sea, se ve mucho el apoyo del público en nosotros y eso ayuda.

Y en relación al apoyo incondicional que ustedes arrastran desde hace años en el público, ¿cómo ven esto de que se considera a Anguila como una banda de culto en la escena rockera salteña? Se configuró como una especie de mito alrededor de la banda y más al momento que dejaron de aparecer por los escenarios.

(D): Todo bien con lo que piensa la gente. Tuvimos un momento en el que estábamos bien arriba, con todas la pilas, cuando todavía tocábamos con Victor “La Hiena” Conti en la guitarra. Y después tuvimos un punto bajo en donde caímos un poco, nos alejamos de todo, pero seguíamos viéndonos, seguíamos siendo todos amigos. Por ahí los proyectos no se cumplen pero ahora hay ganas de volver a tocar y hacer cosas nuevas.

(P): Claro, podemos decir que el sueño nuestro ya está cumplido porque lo que queríamos es todo lo que quiere un músico: subir al escenario y tocar y que la gente te escuche y cante tus canciones, porque la gente canta las canciones nuestras.

anguila macabra

¿Y cómo surgió el nombre de Anguila?

(P): Salió de una borrachera y se le pueden sacar varios significados: ¿viste que las anguilas andan bajo la tierra? Bueno, eso es lo más under que hay dentro de la especie, entonces nos pusimos así como nosotros siempre fuimos under; no por que queremos sino porque las cosas se dieron así: ser independiente te lleva al under porque vos mismo tenés que buscarte los espacios para tocar. Nosotros en la Balcarce no tocábamos por tal motivo, armábamos recitales en el Partido Comunista, en Vaqueros o en los barrios de la ciudad y siempre se fue acercando gente y más gente hasta que conseguimos un lugar grande, que es donde quedaba el Hinchapelotas: ellos nos ponían todo, el sonido, la escena, etc. Desde ése momento empezábamos a realizar recitales shows medianamente grande: Pero todo se trataba de pura autogestión.

Cristian (C): Cuando se da, se da y no te das cuenta de que te convertís en algo simbólico en la gente. Tal vez nosotros sigamos siendo under toda la vida entre nosotros y todo va a estar más que bien.

(D): Además ya somos personas grandes y cada uno tiene su vida aparte: no andamos esperando que nos toque una varita mágica y nos lleve a la gran fama.

Volviendo a los principios de la banda, ¿cómo es que surge el contacto y las ideas para formar Anguila?

(P): Con Cristian nos conocíamos desde el colegio y así se fue formando todo. Arrancamos haciendo covers y aprendiendo de esas cosas como todas las bandas lo hacen. Cuando yo entre a la banda se hacían covers de Maná…Pero no del Manal argentino, sino de Maná de México, así que imagináte.

(C): También tocábamos temas de los Ratones Paranoicos o cosas así (risas)

(P): Después arrancábamos con temas de Los Redondos o La Renga, temas de bandas que nadie tocaba en ese tiempo.

¿Qué influencias tiene la banda? El sonido nuevo del que hablan ¿tiene que ver con los gustos o elecciones musicales de cada uno?

(P): Escuchamos de todo, somos muy distintos. Lo que pasa es que uno escucha mucho distintos tipos de música pero eso no quiere decir que todo lo que uno escucha lo vuelque en la banda, por ejemplo a veces escuchamos tango, o a veces yo escucho cumbia o sino un poco de folklore.

(D): Ahora me gusta mas sacar cosas o temas mas pesadas con la guitarra y bajo, El Seba tiene otra onda para tocar, el toca en una nota mas baja en la guitarra entonces suena mas pesado, mas denso. Entonces eso es como que es un nuevo camino para experimentar: Cosas más pesadas, más heavys. Los sábados cuando nos juntamos salen por ahí muchos reggaes pero yo trato de apuntar a algo mas pesado.

(P): Los reggaes pueden encajar tranquilamente en una cumbia, no se alejan mucho del ritmo latino. Lo que hacemos nosotros es más parecido a una cumbia que al reggae tradicional.

(D): Al comienzo salía así pero porque no sabíamos tocar reggae, entonces salía una onda medio reggae/cumbia; pero a medida que vos vas tocando reggae es como que le vas agarrando tiempo y entonces mas o menos la cazas, y vas mejorando, aunque siempre queda algo de los comienzos

(C): Las mayorías de las canciones reggae son cumbias hechas reggae.

anguila macabra

¿Cómo es el proceso de composición de las letras?, ¿quién se encarga de escribirlas?

(P): Ahora la composición es entre Daniel y yo.

(D): Nos juntamos en mi casa y nos denominamos “el grupo cadáver”: vamos a casa – ahí tengo guitarras, teclados, etc., un lugar bien bueno- tomamos unos tragos y hacemos las letras; “Cadáver” porque agarramos un papel, lo empezamos a hacer circular entre todos y cada uno va escribiendo algo; después lo abrimos y vemos lo que se formó. Entonces Pablo empieza a cantar lo que le parece y le vamos tirando las bases: así como escribían los poemas los surrealistas, así hacemos en esta nueva etapa.

Más allá de la relación que los une como músicos, ¿mantienen alguna relación más fraternal entre ustedes?

(C): Antes al comienzo éramos así de más amigueros.

(D): Ahora es como que estamos mas disgregados entonces ya no hacemos eso: a la hora de organizar una tocada si nos juntamos seguido pero ahora cada uno ya tiene a su grupo de gente, su familia y ya no podes ir a molestar a la casa como hace 10 años atrás.

Se reconocen como una banda con muchos seguidores, ¿tienen algo para decir al público que los sigue?

(D): Que nos aguanten porque vamos a seguir tocando. Nos gustaría que sea mas seguida la cosa. Los amigos siempre están así que no hay nada que pedir ni reclamar.

(P): Agradecemos al público porque nosotros crecimos junto al público, sino hubiese sido por ellos nosotros no seriamos nada. Hemos tenido la suerte de que siempre nos haya seguido mucha gente y eso fue lo que genera este mito en que se envuelve la banda: no por como sonamos sino por toda la fiesta que se arma alrededor de los recitales, eso lo genera el público, que es el protagonista cuando nosotros tocamos.

Seguí leyendo

Charly, el Siempreterno

Federico Anzardi

Anguila Macabra | La banda que pudo haber revolucionado al rock salteño

Redacción

Robótico

Redacción