Coberturas

Hubo relleno para la empanada

El Salmón pasó por Salta y encantó a todos con un show lleno de hits y covers, que hicieron a delirar a más de 5000 personas. RS te lo cuenta.

“Que concierto BENDITO que acabamos de brindarnos en/con SALTA; esto sí que es ARGENTINA (lo dijo Luca)”, escribió Andrés Calamaro en su cuenta de Twitter (twitter.com/calamaro4real) en la medianoche del martes, casi madrugada del miércoles, a minutos de haberse bajado del escenario del Delmi.

La frase fue dicha con la carga emocional todavía intacta, como hizo el más grande en la noche uruguaya post clasificación mundialista (casi un año después, los herejes la siguen teniendo adentro). Luego, más tranquilo y descansado, Calamaro escribió en su web: “Es complicado escribir la profunda y explosiva experiencia de anoche en LA LINDA; veníamos optimistas de Corrientes, a pesar del fresco de la noche correntina y de una garganta que parecía oxidarse según progresaba el set list (…). A veces la gente te sorprende, incluso cuando creemos que ya cantamos para los públicos más calientes y cantores del mundo; recordábamos Corrientes hace doce años, los survivors de aquel recital, y recordábamos una entrega, un ruido, las muchachas contra la caballería, destellos de recuerdos agradecidos. Sin embargo aquello supero cualquier pronóstico… hasta anoche… porque Salta estaba que explotaba ayer”.

Y Salta explotó nomás. El Estadio Delmi recibió aproximadamente 5500 personas que cantaron, aplaudieron, y se emocionaron con las 33 canciones que entregaron Calamaro y su tremenda banda, potente como pocas, rockera de verdad.

calamaro

”Se podia suponer que el sonido de galpones, una prueba de sonido sin cantante y unos amagues de pogo, pronosticaban apenas un recital incendiario, pero anoche fue mucho más que eso, fue una cumbre como pactada con el devil en algun crossroad”. 

Pasadas las nueve de la noche, el campo no se desbordaba. Los organizadores habían puesto a la venta una cantidad de entradas que (agotadas) no llegaron a completar el sector. La platea central sí estaba llena, mientras que las populares albergaban a un buen número de personas. El problema apareció desde las plateas laterales: cuando se apagaron las luces, a las 21:30, más de la mitad de los plateístas del costado saltaron la mínima valla que los separaba del campo y ayudaron a alimentar el pogo que se desató en una noche excelente, con un Delmi que sonó increíblemente bien.

“Los divinos”, el primer corte de On The Rock, fue el comienzo del concierto, que desde un primer momento contó con la participación del público (sí, muchas minas). El recital estuvo alejado de algunas clásicas imágenes de Calamaro, como la del teclado al frente. Esta vez, la guitarra fue el instrumento principal, que definió el rumbo de la noche y de los shows que el músico brinda en su actual gira. “Jumpin Jack Flash”, el clásico stone y segundo tema de la noche sentó las bases: rock y de tres guitarras.

“El salmón”, en una versión que remitía en algunos momentos a la interpretación que hizo el Indio Solari, fue el tercer tema. “Mi enfermedad”, canción que al mismo tiempo remite a Maradona, Fabiana Cantilo y a Los Rodriguez provocó el primer estallido grande de la noche. “Carnaval de Brasil” continuó y ese fue el primer momento en que varios se dieron cuenta: Calamaro, si quiere, hace cuatro horas de hits que conocemos y cantamos todos.

“Revolución turra”, de El Salmón fue una de las primeras sorpresas. El músico, que acaba de publicar online un disco de grabaciones descartadas del histórico disco quíntuple, se encargó de recordar el décimo aniversario de su publicación con varias de sus canciones. También sonaron “Out Put – In Put”, “Tuyo siempre”, uno de los mejores momentos de la noche; “No Woman No Cry”, con un Marley serio desde las pantallas y “All You Need is Pop”, con la intro de “Black Dog”, de Zeppelin al comienzo.

calamaro

Los covers sirvieron como separadores entre tema y tema y como demostración de que Calamaro es un profundo melómano. Así pasaron “Free Bird”, de Lynyrd Skynyrd; “Oye como va”, “Get Up, Stand Up”, “Volver” e “Imagine” en versiones completas o en breves fragmentos que precedían éxitos propios. 

“Si Bob Johnson pactó para reinventar el blues y tocar como ninguno, alguien firmó un pacto por mí, o fui yo que no me acuerdo cuando, para que siempre exista un concierto mejor, mejor cantado, mejor tocado, con un público más emocionado y emocionante, con aplausos intensos, con alegrías temerarias y gratitud a la vida…”.

“Nunca es igual”, “Más duele” (buenísima, más funky que la original) y “Comida china” fueron canciones que sorprendieron al que pensaba que Calamaro venía sólo a tocar canciones para parejas que se mataban a besos mientras sucedía el espectáculo (que las había, claro); o que el Salmón aún conservaba la cadencia cumbiera que le aportó Bersuit Vergarabat hace algunos años. Calamaro es eso y mucho más, por eso puede cambiar, reciclarse y brindar un show al palo y en el medio hacer temas como “Me estás atrapando otra vez”, “Crímenes perfectos” o “Paloma”; o desatar una fiesta con “Tres Marías”.

No faltaron “Mil horas” y “Costumbres argentinas”, los clásicos de Los Abuelos de la Nada que llevan su sello. Tampoco pasajes de Los Rodríguez como “Todavía una canción de amor”, pero el concierto estuvo centrado en la obra solista de los 90 y los 2000.

Cuando faltaban diez canciones, el recital entró en su pico de intensidad, y no bajó hasta el final. “Te quiero igual” abrió ese momento, que contó con una potente y conmovedora (por su letra) versión de “Los chicos”, esa oda a los amigos que ya no están, mientras las pantallas, de excelente definición, mostraban fotos de Luca Prodan, Pappo, Miguel Abuelo, el Che Guevara y Piazzolla, entre otros.

“Alta suciedad”, una canción que no podía faltar con esta banda, y la esperadísima y coreada “Paloma”, fueron los últimos temas antes del primer bis. Luego de una breve ausencia, la banda regresó y entregó “Estadio Azteca”, “Crímenes perfectos”, “Volver” y “Flaca”, que se suponía que iba a ser el último tema de la noche.

calamaro

“Agregamos bises, la mejor ‘Imagine’ posible, con soul y falsetto; ya venía (sinceramente) mostrando creaciones vocales, me estaba desquitando después de pelear cada nota correntina… Había relleno para la empanada salteña: fue realmente genial, inolvidable lo de anoche; no había vuelto desde LADLN , entonces aquellas gentes quizás ni habían nacido la última vez que canté en “la linda”; aunque adivino algunos VET (los veo entre la gente) que observan y asienten aprobando las evoluciones de este (su) contemporáneo; fue un conciertazo y me gustaría desglosar detalles musicales que pueden resumirse en un feedback muy poderoso con el respetable, que recibía importantes dosis de rock de verdad (con amistad) pero de verdad que muy bien tocado por el ballet del mosquito”.

Tal cual lo afirmó el propio Calamaro en su web, hubo bises de más. Después de que los músicos se retiraran del escenario, el Salmón se quedó parado, solo, en silencio y de frente al público que lo ovacionaba con las luces y las gargantas encendidas que solicitaban (con una rima muy calamaresca) una más y no jodemos más.

Entonces Andrés Calamaro les hizo una seña a sus compañeros y volvieron a colgarse los instrumentos al hombro. Entregaron una gran versión de “Imagine”, a pocos días del cumpleaños número setenta de John Lennon, y se despidieron con una verdadera sorpresa: “Canal 69”, temazo olvidado de Los Rodríguez. Un final excelente, con el volumen al máximo, tal cual lo pedía el desarrollo del concierto. Nada mal para una primera vez. 

calamaro

“Nos damos cuenta cuando todo suma y bajan cataratas (de) música bien tocada y el canto inspirado, yes, porque ayer estaba inspirado y creador, no me fui por las ramas de la fantasía, pero la fantasía estaba, bien curtida … también dijo presente el high, para qué negarlo a estas alturas, una burbuja de champaña mental (y sensible) que estalla en el momento justo, justo para recibir la bendición de la vida y el instante, porque anoche hicimos lo que mejor sabemos hacer (en publico)…”.

Lista de temas:
Los divinos
Jumpin Jack Flash
El salmón
Mi enfermedad
Carnaval de Brasil
Revolución turra
Nunca es igual – Enganchado Get Up Stand Up
Más duele
Out Put – In Put
Tres Marías
Mil Horas
Comida china
Todos se van
Mi gin tonic
Tuyo siempre
Intro Black Dog – All You Need is Pop
Todavía una canción de amor
Me estás atrapando otra vez
Flor de samurai
Intro “Free Bird” – Buena suerte
Costumbres argentinas
Intro Oye cómo va – El perro
Te quiero igual
No Woman No Cry
Los chicos
Alta suciedad
Paloma
Estadio Azteca
Crímenes perfectos
Volver
Flaca
Imagine
Canal 69

MIRA EL «LADO B» DEL SHOW DE ANDRES CALAMARO EN SALTA

Seguí leyendo

Callejeros en el Delmi

Redacción

Fiesta Uruguaya (Vol. 1)

Diego Maita L.

El Limbo

Redacción