cultura profetica
Coberturas

Cultura Profética en el Luna

cultura profetica

La popular banda de Puerto Rico, muy esperada por estas tierras, tocó durante 3 horas ante una multitud en el Luna Park. RS estuvo presente y te lo cuenta.

Reggae con estilo y elegancia

Si algo nos ha brindado el ciclo Saltá Reggae, es la posibilidad de ver (y escuchar) a la mayoría de las bandas referentes del reggae criollo. Incluso, hemos tenido bandas internacionales, como Gondwana y The Wailers (no la original, claro, sino la versión siglo XXI). Así, poco nos queda por ver de lo que hay en la escena argentina.

Sin embargo, alguien mínimamente informado sabrá que existe una banda boricua (se le dice así a la gente de Puerto Rico), con quince años de trayectoria, cinco discos de estudio y tres en vivo. Si, me estoy refiriendo a los Cultura Profética.

Supongo que varios, al igual que yo, piensan que Cultura es la mejor banda de reggae en castellano que existe, y no voy a detenerme a fundamentar mi opinión, simplemente transmitir algunas impresiones del show en vivo. 

La cita fue en el Luna Park, algo así como nuestro estadio Delmi, pero ni bien sonó el primer acorde, saltó a la vista la enorme diferencia en acústica. Era como estar en un teatro bien sonorizado. La excusa era presentar el disco nuevo, La Dulzura y celebrar los quince años de la banda. Pero, al cuarto tema, cuando Willy, el cantante saludó a la gente –que cantó, bailó, y acompañó silenciosamente cuando hubo que hacerlo- agradeciendo por volver a tocar en sólo tres meses del último show quedó claro que los Cultura son locales en Baires.

El set fue larguísimo, con más de tres horas de duración, con aproximadamente treinta canciones. Sonaron, claro, la mayoría de los temas del último CD y algunas canciones de los restantes discos. 

Hubo momentos que vale la pena destacar. Primero, el abordaje de la cuestión social, porque no hay que olvidarse, señores, que Marley habló mucho de eso. Así, hicieron una introducción contando sobre la problemática de los desalojos campesinos en su Puerto Rico natal y su vinculación con los intereses de Donald Trump, para tocar “Desde la prisión”, una hermosa canción entonada por Boris, el baterista. Otro momento emotivo fue cuando hicieron una dedicatoria a Gustavo Cerati y realizaron una versión con aires dub de “Bocanada”.

El recital sirvió para mostrar la excelente calidad musical de la banda. Además de Willy y Boris, tenemos dos violeros, dos tecladistas, dos coristas y tres vientos. Y en algún momento de la noche, subieron como invitados un cuarteto de cuerdas y una arpista. Todo muy bien orquestado, todo muy ajustadísimo. Un verdadero lujo.

En fin, pude vivir un excelente recital, donde tuve un excelente trato por parte de la organización y sólo quedan las ganas de que ustedes queridos comprovincianos amantes de la buena música, puedan disfrutar a esta banda, alguna vez, en nuestra provincia. ¿Alguien levanta el teléfono?

Seguí leyendo

La Maga en Beel Zebul

Redacción

La Huella Invisible

Redacción

Viejos son los trapos

Redacción