Coberturas

El Dragón en Xihon

el dragon

El metal volvió a sonar en el ex Hinchapelotas, de la mano de esta legendaria banda. RS se hizo presente y te cuenta las luces y sombras del  recital.

eduardo pece Texto y Fotos: Eduardo Pece – [email protected]

Metal a pesar de todo

En 2010 se cumplen treinta años de Metal en Argentina y en todo ese tiempo muchísimas bandas han estado “luchando” al pie del movimiento. Una de ellas es El Dragón, que cuenta con dos décadas de carrera y está comandada por su cantante y guitarrista «Olaf» Mangialavore. Esta histórica agrupación pasó por Salta y tocó en el ex Hinchapelotas con otras bandas de la región.

Lo primero que hay que decir es que este concierto tuvo muchísimos problemas. Algunos de ellos fueron mencionados varias veces desde el escenario por los mismos músicos, como las gravísimas dificultades en el sonido, llegando al punto de dejar de sonar. A los cantantes de las distintas bandas nunca se los escuchó bien. Además, hubo otros problemas que venían desde la previa: dificultades en la organización y la escasa difusión de la fecha, que hizo que muy poca gente se entere del evento.

A pesar de que todo esto podría haber derivado en una suspensión, el recital se terminó haciendo, que no es poco. Y seamos sinceros: cada vez que se toca música pesada en Salta se tienen los mismos problemas.

sound of soul

La poca gente que fue al recital ingresó mientras tocaba Sound of Soul, banda local que abrió la noche. Arrancó pasada la una de la mañana y terminó siendo la más brutal de la jornada, ya que hace un death metal bien podrido. El grupo tocó temas de su EP Underland y cerró con una muy buena versión de “Poison Heart” de Los Ramones.

Viejos Leones es una banda de La Merced que viene dando que hablar en los últimos meses. Largó a la 1:40 haciendo temas propios, demostrando mucha energía y un punto alto en su guitarrista, que hace caras, piruetas y se mueve todo el tiempo. Muy gracioso fue el momento en el que no pudieron seguir porque, en un descuido, al baterista le sustrajeron los palillos. Solucionado esto se despidieron con dos temas de Hermética: “Desde el Oeste” y “Tu eres su seguridad”, canciones que la gente gritó bien fuerte y recibió con uno de los pocos pogos de la noche.

viejos leones

El Dragón, en formato bajo, batería y guitarra, sin los teclados predominantes de antaño, dijo presente a las 2:30, arrancando con “Espada Mortal”. Después del primer tema, Olaf agradeció a los presentes y trató de recordar la última vez que tocó en Salta, que fue teloneando a Pappo. “Hace 18 años” gritó un flaco, al parecer de buena memoria, que estaba prendido de la precaria valla que dividía el escenario del público. Entonces Olaf pidió un gran aplauso para el Carpo, agradeció a los otros grupos y a la gente que hizo posible el show a pesar de la precariedad, “porque podríamos habernos ido a la mierda, pero estamos acá siendo fieles a la historia nuestra de luchar por el metal”.

el dragon

En el ambiente metalero, El Dragón es recordado por sus primeros dos discos: La máscara de hierro (1991) y Vikingos (1994). Y más cerca en el tiempo, Testigo, del 98. Justamente temas de estos discos fueron los que pedían constantemente muchos de los presentes. Algunos de ellos terminaron sonando: “Vikingos”, “Marcado A Fuego”, “La Máscara de Hierro” y “Torta Frita”, entre otros. En un punto del recital se apagó el ampli del bajo y se solucionó el problema mandando el sonido por donde salían los otros instrumentos, cosa que empeoró todo aún más, pero que no les impidió seguir tocando.

Sin dudas, la canción mas pedida fue “Cólera”, cuya letra nos toca a los salteños, ya que describe una triste historia que pasó no hace mucho en nuestra provincia. “El gobierno dice que la situación está controlada, por la lavandina concentrada moriremos muchos menos, muchos menos”, reza el tema.

el dragon

La canción elegida para cerrar fue “Argentina”. Luego, la banda se bajó del escenario y charló con los presentes, deseando que la próxima visita sea en mejores circunstancias.

Para cerrar la noche, cerca de las cuatro subieron los tucumanos de Argento, banda que la viene peleando desde el 2003 y que había tocado hace cuatro años en Salta. Su estilo es un heavy metal de letras bien nacionalistas y en algunas canciones el cantante acompañaba a los sonidos metaleros, del doble bombo y la guitarra Jackson, soplando un sikus.

argentos

Para el final, ya con todas las luces del local prendidas, los pocos que quedaron pedían covers y así es que los chicos de Argento se mandaron con dos de de V8: “La mano maldita” y “Destrucción”. Y a pesar de que el bajista aseguró que no eran una banda de covers, finalizaron con “Vencedores Vencidos”, un cover de un cover.

Así concluyo la accidentada noche en la zona sur. Esperemos que la próxima vez que suene metal en Salta sea en mejores condiciones.