Coberturas

Divididos en Tilcara: El Folclore del Rock

La presentación de Divididos en Tilcara provocó una movida que excedió lo musical. RS recorrió el pueblo y te cuenta todo lo que sucedió en torno al show.

Texto, fotos y video: Pablo Choke Torramorell

Viernes 26 de marzo y son las 14:00 hs. El centro de Tilcara se encuentra recibiendo al Sol de la tarde que viene acompañado de su inseparable compañero de ruta, el viento; vientito de la puna. Los Divididos se encuentran en la ciudad desde el miércoles y desde entonces es que todo se mueve más… ¿rápido? Quizás, o quizás no.

El día previo al show todo en Tilcara se ve con un cierto aire de nostalgia. Hay algunos que recuerdan a viva voz en algún banquito de la plaza central aquella vez en que el Sol y la música brillaron por primera vez juntos en Tilcara a los pies del Pucará, en una tarde fresca de agosto del 2000, con una asistencia de más o menos 5.000 personas que se juntaron para escuchar los primeros acordes de La Aplanadora en su invasión al norte del país que venía presentando al recién nacido Narigón Del Siglo (2000). Y de aquella vez a más de uno (haya estado presente o no) le viene a la cabeza el recuerdo del primer encuentro entre Divididos con el mítico músico Ricardo Vilca obteniendo como resultado la bella versión de “Guanuqueando”…o también pensamos en la primera vez que surge el contacto con el gran Fortunato Ramos y Jaime Torres para hacer versiones bien logradas de temas como “Qué ves?” o “Par Mil”.

Lo que quedó de aquélla presentación histórica en el currículum de Divididos y de los santos en remera es un enorme recuerdo del Sol escondiéndose en las montañas que bordean Tilcara dejando libre el cielo para que la Luna muestre su belleza ante todos los presentes, y todo con la excelente mezcla de Divididos con el folklore de la Puna. Y es justo ahí en donde explota la nostalgia: llegan los acordes de “Par Mil”, seguido de “Villancico del Horror” desde un equipo de audio de un local del centro tilcareño; mochilas de todos los tamaños y colores posibles más abrigos infinitos en lana que se mueven por las calles al ritmo de un celular que escupe temas del power trío por sus parlantes; casas de familias habilitando cuartitos con una frazada de más para el huésped pasajero; carteles que relucen a la humita y a la empanada casi como las estrellas del lugar a un precio único y la gente que se divierte. Divididos está en casa.

Diez años después Ricardo Mollo, Diego Arnedo y Catriel Ciavarella repiten la fórmula DISCO NUEVO + VIAJE + PUNA para la presentación del Amapola del 66 (2010) editado y puesto en venta unos días antes. Y otra vez se especula vivir lo mismo; vivirlo de la misma manera que aquélla vez en el 2000, en pleno arranque de siglo nuevo. Y otra vez lo van a lograr hacer. Desde los datos arrojados por la gente del lugar y del turismo se esperaron a unas 15.000 personas que ya desde el jueves a la tarde empezaban a desempacar haciendo cola para volver a nacer por la tarde/noche del sábado 27. “Generan una movida bastante grande y es bueno tenerlos por aquí nuevamente…aunque lo malo es que no sé si pueda ir a verlos, voy a tener que atender hasta la madrugada mañana” me dijo una comerciante mientras buscaba vuelto para darme. Sacando la presentación del disco, este es un viaje comercial (y de los buenos) en donde los tilcareños aprovechan al máximo sus mercancías y sacan a relucir sus mejores ofertas. Nadie iba a cerrar los ojos en la noche del sábado; algunos por la experiencia del show y otros por la buena venta.

La ansiedad y emoción se acrecentaron cuando por la tarde del viernes la banda realizó una prueba de sonido interpretando y afinando los últimos detalles de temas nuevos como “Mantecoso”, “Hombre en U” y “Boyar Nocturno” entre otros con la presencia de unas 400 personas (entre los que se cuentan a invitados, músicos, técnicos, seguidores y curiosos de por ahí) en el predio de Cerro Chico, a 1 Km del centro tilcareño.

La mañana del sábado se despertó entre todos los que empezaban a llegar para el gran show. Alfredo Sampedro (21) es de Buenos Aires y llegó en la mañana del sábado a Tilcara junto a su madre y hermanos. Tiene una banda (Sotamanga) y vino en busca de tranquilidad y renovación musical: “Me encanta Divididios, nos influyeron bastante, como a casi todo el país. Hace un par de años los iba a ver muy seguido pero dejé de verlos por un tiempo. Hoy me reencuentro con su música” me comentó unos minutos antes del arranque del show. Y como él había varios que se escaparon de cualquier parte del país para poder estar presente en el nuevo ritual de La Aplanadora. Llegando al predio en dónde estaba el escenario montado una procesión de seguidores (algunos recién llegados) avanzaba por un camino de tierra pintando un paisaje inolvidable que quedará en el recuerdo de la movida de Divididos en Tilcara.

A las 17:00 empezó todo y la gente seguía divirtiéndose. Motivos sobraban. La lluvia que amenazó en un principio el arranque del show del trío volvió para cerrar un recital impecable de 20 temas con una gran cantidad de invitados sobre escena. Las sonrisas y halagos no faltaron al momento de describir la esencia que emana la tierra de Tilcara, con sus montañas, vientito y música al ritmo de los erkes, cajas, bombos, zampoñas y sikus. Y con el agua cayendo desde el cielo a modo de bendición final (“no por nada llueve así, es hermoso esto…si llueve es por algo muchachos” dijo Diego Arnedo al despedirse sobre escena) los Divididos sellaron un nuevo registro que quedará marcado para siempre en la luz del alma de los santos en remera.

No te pierdas la cobertura completa del show

Acá te dejamos el video del tema “Que Ves?”

Seguí leyendo

Jorge Araujo | Camino al andar

Federico Anzardi

Tocá con Divididos

Redacción

Divididos en Salta: arte arcaico

Eduardo Pece