Foto: Facebook Gauchos de Acero
Archivo

“El problema es este sistema” | Cuando los Gauchos de Acero llamaron a rebelarse

En una entrevista con nuestra revista, la banda salteña analizaba la realidad de la música y la vida de la provincia y proponía una alternativa.

En 2013, Salta era un hervidero de ciudadanos descontentos con sus representantes. Tanto, que ese año el Partido Obrero dio la sorpresa al obtener un fuerte triunfo en las elecciones legislativas. Unos meses antes, en una entrevista con nuestra revista, los Gauchos de Acero demostraban que leían la realidad en sintonía con ese estado de ánimo general.

“Cuando estuve en España vi cómo la gente se quejaba de la crisis y me di cuenta de que no solamente en Argentina era el problema”, decían los hermanos Jorge en la nota.

Esa inconformidad general de la gente era, para los músicos del grupo, un problema que se solucionaba cambiando de intendente, gobernador o presidente. Para los Gauchos de Acero, el problema principal era “este sistema capitalista que divide las tierras con rayitas para ver quién tiene más y quién menos”.

“La idea es que en algún momento toda la gente se despierte, se dé cuenta de su función, porque hay humanos que nacen y ya a los 18 años entran a trabajar hasta los cincuenta encerrados en una oficina”, decían.

Para los tres miembros del grupo no se podía hablar de Salta desde una mirada optimista. “Realmente nos sentiríamos muy mal si saliéramos a hablar de ‘¡toda Salta de fiesta!’ cuando hay un montón de gente pasándola como el orto”, le decían a Rock Salta.

Y más allá de que para ellos el problema principal no eran los políticos, sí consideraban que los representantes del pueblo le estaban “vendiendo un circo muy bizarro” a la gente de la provincia.

También elogiaban a sus padres y criticaban la educación que se podía recibir en las escuelas salteñas. “La verdadera formación nos la dieron ellos, no el sistema. Nos están dando una educación que se fundó en el año mil ochocientos y pico y ahora las cosas cambiaron, ya no sirve eso. Ahora es todo cuestión de vos, que te encontrés y que veas la manera de estar detrás de eso sin inconvenientes. Gracias a Dios tengo un viejo que me hizo ver todo eso, constantemente abriéndonos la mente con todo tipo de consejos. Es más, dándonos el apoyo hasta, por ejemplo, cuando éramos chiquitos y teníamos que ir a un recital remil under con todos los metaleros borrachos haciéndose cagar. Mi viejo veía eso y, al contrario de lo que se podría pensar, nos decía ‘ustedes vayan y toquen’. Somos lo que somos hoy por nuestros viejos. Mi vieja no curtía una y hoy tiene más rock que varios, nos re banca”.

Leé la nota completa en el número 15 de la revista Rock Salta, de junio de 2013.

Seguí leyendo

Rockean en tu casa

Redacción

Domingo pesado

Redacción

Rock Salta Especial Cosquín Rock

Redacción