Noticias

Guerra mediatica

Pasó el Quilmes Rock por Salta y parece haber desatado una interna importante entre los dos diarios más importantes de nuestra ciudad. RS te cuenta.

A continuación detallamos la cobertura del show por parte de El Tribuno (23-11-09) y de Nuevo Diario (24-11-09). Cada uno sacará sus propias conclusiones. Y vos, ¿a quién le crees?.

El Tribuno

Ocho mil personas disfrutaron en el Delmi

Impresionante explosión de rock en Salta

Los Fabulosos Cadillacs, Los Cafres, Perro Ciego y CalmaNiño brillaron ayer en la edición 2009 del Quilmes Rock Salta.
 
La de anoche en el estadio Delmi fue una verdadera explosión de rock, reggae y ska, con más de 8 mil personas que ovacionaron a Los Fabulosos Cadillacs en una velada que tuvo un ingrediente especial: la buena onda de un público salteño que esperaba ansioso volver a ver en vivo en tierra de Güemes a una de las bandas más importantes de la escena rockera nacional.
 
La edición 2009 del Quilmes Rock sirvió no sólo para ratificar a Salta como una excelente plaza para espectáculos musicales de carácter nacional, sino además como basamento y proyección de las buenas agrupaciones que surgieron en los últimos años en nuestro medio.
 
La última edición del Quilmes Rock se realizó en el año 2004 y la espera valió la pena. Ayer el rock volvió a estallar en el Delmi, con un balance altamente positivo para los organizadores y para el público, que se retiró más que satisfecho.
 
Todavía con el sol a pleno arrancó este maratón de bandas ante un estadio que comenzaba a poblarse. Los chicos de CalmaNiño abrieron el fuego con una potente faena de temas ska y un «look» más que pintoresco. Los ganadores del certamen de bandas entregaron toda su fuerza, sus letras comprometidas y una interesante puesta en escena.
 
Luego fue el turno de Perro Ciego, la banda rockera de mayor trayectoria en Salta, que contagió su ritmo a sus fanáticos con temas como «Rock del barrio», «No queda nada», «Vamo a bailar», «Cualquier bar» y «Estabas ahí», entre otros.
 
Los fans demostraron su afecto hacia los liderados por Marcelo «Salchi» Dique con pogos, trapos y mucha energía.
 
A los «pichichos» salteños les siguieron Los Cafres, con todo su embrujo reggae, más calmados y con su set de vientos que merece un párrafo aparte. El vocalisa Guillermo Bonetto timoneó con sobrada calidad su performance en el escenario salteño. «Lúcido», «Momento», «De mi mente», «Aire» y «A pesar», fueron algunos de los temas que Los Cafres trajeron a Salta. Para el final, el consagrado «Bastará», coreado por todo el estadio, no hizo más que calentar las gargantas y las palmas para el plato fuerte de la noche, especialmente con una versión «cafre» de «Vos sabés», de Los Fabulosos Cadillacs.
 
Y de ellos hablamos, la numerosa banda arrancó su show pasadas las 21.10. Con un Vicentico ataviado de remera negra, pollera escocesa y borcegos. Los Cadillacs llenaron las cabezas salteñas de rock. «El león» fue el puntapié inicial de su show, continuando con «Contrabando de amor», de su última placa: «El arte de la elegancia», con más de 8 mil gargantas embarcadas en un torbellino rockero como hacía tiempo no se daba en Salta y que Los Cadillcas le debían al público de nuestro medio. «La luz del ritmo», «Vos sabés», «Calaveras y diablitos», «Soledad», «Saco azul», «El genio del dub», «Mal Bicho», «Matador», «Silencio hospital», «Mi novia se cayó en un pozo ciego», «Vasos vacíos», «Siguiendo la luna» y el estallido final con «Yo no me sentaría a tu mesa», enloquecieron al público.
 
Tanto Vicentico como Flavio Cianciarulo, Sergio Rotman, Fernando Ricciardi, Daniel Lozano y Mario Siperman estuvieron encendidos, enchufados y con una onda que se contagió entre un público que aplaudió y ovacionó a la legendaria banda en esta edición 2009 del Quilmes Rock Salta.
 
 
Nuevo Diario

Sólo tres mil personas convocó el Quilmes Rock

Los Cadillacs y Los Cafres fueron solo para fanáticos. Al Quilmes Rock 2009 concurrieron al Delmi (con capacidad para 10 mil) poco más de tres mil personas según datos de SADAIC Salta.

Se supo que del total, sólo pagaron las entradas menos de la mitad, el resto fueron invitaciones para los auspiciantes.

De esta forma nuestra provincia fue la que menos gente convocó a la fiesta rockera itinerante de todo el país. Muchos atribuyeron el escaso público registrado, a los precios que oscilaban entre los 70 pesos la más barata y 130 pesos la más cara. En Tucumán a $60 la entrada general, convocaron a más de 6 mil personas.

Una vez más a la producción rockera local sin duda no le cerraron los números. Y no están para nada contentos con un matutino de tamaño grande que en su crónica, con velada torpeza, infló la concurrencia a 8 mil personas, el triple de la cifra real de cantidad de público. Ello fue desmentido por fuentes de SADAIC.

Hasta horas antes del show no se habían vendido más que 800 entradas anticipadas, las que habrían subido a unas 1.500 personas más, tras la decisión de último momento de rematar en ventanilla, la entrada general a $50.

Este nuevo fracaso rockero de finales de año se suma a otro de mediados de año, el «Personal Fest» con Emannuel Horvilleur y Beto Cuevas. Cabe señalar que las grandes empresas comerciales dueños de la marca, delegan a una producción local la organización del evento y su ganancia se concentra en el fin promocional que sin duda cumple con el bombardeo publicitario a través de los avisos radiales, gráficos y afiches.

Con mucha menos suerte que con el Indio Solari, las expectativas tampoco se cumplieron para el pueblo salteño, ya que el apoyo de nuestras autoridades del Ministerio de Turismo y Cultura, junto a «Troka Comunicaciones», fue similar al masivo encuentro rockero del Indio. Esta vez el resultado no fue tan atractivo, quizás atribuido a un mal cálculo en el costo de las entradas.

La verdadera fiesta, lógicamente para unos pocos se vivió, se vivió tras el enorme escenario del estadio Delmi.

Fuera del tinglado, fresco y al aire libre, se instaló una lujosa carpa el sector V.I.P. de Quilmes para invitados exclusivos; con atención privilegiada de hermosas promotoras, que atendían el sector compuesto por un living bar, con lo mejor de su cerveza libre y finos bocaditos.

Muy distendidos con ropa informal, se los vio disfrutar en su papel de invitados VIP como auspiciantes del Quilmes Rock 2009 a Federico Posadas, Ministro de Turismo y Cultura y Mariano Ovejero, Secretario de Cultura, un abogado funcionario poco afecto a la cultura que al parecer gusta del rock.

Sobre la organización y el resultado artístico del show, todo se desenvolvió sin mayores sobresaltos. Salvo el calor infernal en el interior de un estadio.

A causa de la escasa circulación de aire, ni la insuficiente ventilación, produjo algunos espasmos o sofocones en la platea femenina apretujada frente al escenario.

Primero el show arrancó puntualmente y arriba con el Ska de Calmaniño, seguido por el rock de Perro Ciego, para dar paso al monótono sonido reggae de Los Cafres. Luego de una larga pausa el estadio explotó de calor, con la presencia de los Fabulosos Cadillacs. Aunque el grupo que recibió la excitación de enfervorizados fanáticos, la devolución del grupo no fue tanto como esperaban sus seguidores.

La banda con Vicentico a la cabeza, arrancó con un tema fuerte de su repertorio clásico, pero luego cumplió con el resto del repertorio de memoria, como un trámite más, aun cuando la fecha Salta indicaba el cierre de su gira en el Norte del país.

Seguí leyendo

Metallica en Córdoba

Redacción

La Forma

Redacción

Rock Salta 2011

Redacción