Noticias

Habló Juanse

juanse

En el marco de la presentación del nuevo disco de Ratones Paranoicos, Juanse habló de todo con Rock.com.ar. RS te muestra la nota completa.

Los Ratones Paranoicos volvieron a las andadas con un disco simplemente intitulado “Ratones Paranoicos”. La placa marca el primer trabajo de estudio en 5 años desde “Girando” (2005) y la primera grabación desde la vuelta de Pablo Memi a las cuerdas bajas. El disco, entre otras cosas, cuenta con la participación de Luis Alberto Spinetta en “Sacrificio japonés”. Para promocionar el disco se está preparando un psicodélico video clip de éste mismo tema.

Teniendo al lanzamiento de excusa, nos reunimos con Juanse, Pablo, Roy y Sarcófago con la propuesta principal de hablar de rock con una de las pocas bandas que viajan dentro del circuito hace 25 años. Con ese detonador terminamos discutiendo del sistema, la juventud, las influencias y la rebeldía.

Estuve leyendo que para el nuevo disco grabaron varios temas en una o dos tomas ¿Su manera de hacer rock tiene algo que ver con la simpleza al momento de producir un sonido?

Juanse: A nosotros “el rock” no nos interesa, nosotros lo que hacemos es “rock and roll”. Rock es Soda Stereo, Pink Floyd, Yes.

Sin embargo, Los Ratones Paranoicos empezaron tocando punk…

En diciembre del 77 me conseguí “Never Mind the Bollocks” de los Sex Pistols y me voló el cerebro. El punk es rock and roll. Los Sex Pistols son rock and roll y era eso lo que nos gustaba de chicos. Después vinieron los New York Dolls o Humble Pie. Más tarde Litle Richard, Chuck Berry, Jerry Lee Lewis, The Stooges… Pero pasan los años, pasan las modas y las compañías necesitan ponerle otro nombre al rock and roll para venderlo. Al final es todo lo mismo.

Hay una nueva camada de chicos que los tienen a ustedes como referencias en vez de a los Sex Pistols ¿Cómo ven paradas a las nuevas generaciones?

Las nuevas generaciones escuchan la música de frente y entienden a medias. Hay algunas bandas que tienen mucho talento y que poniéndole trabajo van a llegar a ocupar el lugar que les corresponde. Hay otras que realmente lo hacen por que quieren vivir de esto, y tampoco podes negarle el derecho de un tipo a ser algo, aunque lo que haga sea una mierda.

¿Qué fue lo que les permitió a ustedes ser lo que son?

Llegamos a descubrir nuestra esencia, pero no por genios. Tuvimos componentes de genialidad que un gran productor supo canalizar y convertir en algo para poder mostrar.

¿No hay una necesidad de buscar la trascendencia o de dejar la marca en la historia de la música?

No, no podemos buscar algo trascendental en lo que hacemos. El tiempo dirá si lo que hacemos debe trascender. Jamás me cortaría una oreja para ver si dentro de 6 años vendo un cuadro. Nosotros tratamos de vender un cuadro hoy por que sino vamos a tener que abrir una pizzería o una estación de servicio (Risas).

Algo que se viene discutiendo en nuestras entrevistas es la frivolización del rock and roll, esto de que se ha vuelto parte del sistema más que un grito para denunciarlo.

Nosotros lo que detestamos es eso de vestirse de rock and roll y tocar Shakira. Siempre vamos a estar en contra de esa basura. Lo que pasa es que el rock and roll lo tenemos dentro del cuerpo, lo hacemos mientras dormimos. Hay gente que se siente inferior a nosotros por que piensan que tocar rock and roll es mejor de alguna manera, entonces lo buscan y lo copian, pero no es mejor ni peor. Cada uno tiene que hacer lo que tiene que hacer.

¿De dónde piensan que viene esta actitud camaleónica?

Tiene que ver con una especulación. En el país tuvimos artistas muy importantes de rock y blues que pavimentaron el camino que nosotros recorrimos después. Estamos acá por que seguimos ese camino, pero hay otros… no quisiera dar nombres… pero la evolución de, digamos, “algún integrante de Soda Stereo” ha hecho que sus discos sean cada vez mas rockeros. Nadie dice que eso no sea algo popular y de calidad, un digno embajador de lo que se hace acá, pero hay que tener presente el principio de aquel viaje: un sonido sin cuerpo, lleno de efectos y con una especie de poronga hecha de crema de afeitar en la cabeza.

¿El rock and roll dejó de ser rebelde para ser un concepto en una vidriera?

Es que para nosotros el rock and roll es muy claro, no tiene rebeldía. No nos rebelamos porque para nosotros está todo incendiado, no hay nada contra qué rebelarse. Si hacemos rock and roll es por que nos gusta sin importar la gente que halla ni el lugar que sea.

¿Entonces el punto sería descubrir algo copado y llevarlo hacia adelante?

Descubrir, nadie descubre nada. Para mí 8 y medio del director Federico Fellini era lo mejor en cine que ví en mi vida. Pensaba que él había inventado todo eso que pasa en la película, pero ahora comprendo que él para lograr eso habrá visto 2000 películas antes. Lo mismo con Salvador Dalí, que es único por donde lo mires.

¿Eso hoy es más fácil de lograr con toda la información que hay disponible al alcance de la mano?

Hoy en día las oportunidades mediáticas son tan grandes que hay gente que se está haciendo famosa por cagarse encima y filmarlo. Frente a eso hay una línea ideológica que impide que nuevos valores acudan a tu ayuda, porque socialmente no le conviene al poder que aparezca un nuevo Dalí y revolucione.

Estamos en un mundo donde todos corren detrás de un nuevo modelo de computadora para ver ortos o hacerse chistes por Facebook de una punta del mundo a otra. Nunca se fomenta el meterse dentro de una biblioteca a ver el texto de tal o cual escritor. A nadie le importa. Entonces esa aceleración mediática termina sirviendo para tapar al que podría ser el nuevo Dalí.

Parece bastante pesimista el porvenir entonces, ¿cómo tendríamos que proceder?

Bueno, el transfondo de esto es muy concreto: hay que matarlos a todos. Igual nosotros somos músicos y tratamos de expresarnos a través de nuestro sonido. Bajamos esto que tenemos adentro y que sentimos permanentemente. Por eso te digo, la rebeldía es mentira, es un invento de Estados Unidos para que un adolescente se haga mierda en un auto, como le hicieron a James Dean.

Bueno, pero algo de rebeldía tiene que haber en algún lado, sino seríamos todos conformistas.

Sí, la rebeldía se genera cuando tenés un viejo de mierda o cuando a tu vieja se la re coje el portero y se la pasan por el orto los perros. Yo no quiero que eso ocurra, si mi viejo me mandó al colegio y me dio lo que necesitaba, ¿contra qué me voy a rebelar? ¿Contra el sistema? ¿Y el sistema qué es? Es un montón de intereses llenos de poder y tecnología que hacen que vos te sientas una mierda porque no te podes comprar una computadora.

Es interesante que digas eso por que una de las cosas que más se le critica al rock es quedarse en lo cuadrado y lo simple, nunca buscar más allá…

Esa es una inversión que hicieron los que nos detestan por que no comprenden lo que hacemos y por que son ellos los que producen y están al frente de esta movida siniestra. El mensaje es que nuestra música somos nosotros. No me gustan esas poses de “hay que ser pobre”, “me duele el orto y estoy contento” y “vos sos un careta por que te pusiste una galera”.

Como que es todo una mentira…

Lo que digo es que el mundo es distinto a lo que nos hacen pensar. No hay una diferencia intelectual que te impida leer un libro y transportarte al mundo que construyeron Carlos Castaneda, Aldous Huxley o Isidoro Cañones. Tampoco estamos diciendo que podemos hacer lo que hacemos por que fuimos al colegio. A mí el colegio me hizo aprender lo que es el respeto a otro ser humano, ya sea por que lo respeto como humano o por que si no lo hago me va a romper la cara de una trompada. Eso es lo que le falta al rock and roll, un poco de mística y aprecio hacia la gente que te rodea.

Fuente: Rock.com.ar

Seguí leyendo

Lo nuevo de NTVG

Redacción

Lo nuevo de Karma

Redacción

The Brothers and the Ego

Redacción