Coberturas

Haggard en el Huerto

haggard en salta

Haggard tocó en Salta. Con muy buena música y excelente combinación o fusión de Metal Sinfónico, Doom Metal y guiños al Death Metal. RS te lo cuenta.

Todo estaba programado para que empiece a las 20hs. La gente, el público iban a estar desde muy temprano ya que las ubicaciones serían por orden de llegada, salvo para aquellos que se animaron a comprar la entrada de primera fila (a otro precio, claro). En mi caso, tuve que ir a las 2 y pico de la tarde para hacer fila, ojo no estoy demente, pero con una amiga decidimos ir temprano, a lo que se sumaron más y nos refrescábamos con unas frescas afuera del teatro (jaja). Las horas pasaban, charlas, comentarios de la banda Alemana, de las soportes y sin que nos demos cuenta ya habían pasado 4 horas, en donde en ese transcurso de tiempo pudimos saludar a los músicos de Carnarium, quienes se paseaban por fuera del teatro también refrescándose, saludamos a los músicos de Adagio de Limbo, banda salteña invitada a este gran show; y tuvimos el agrado de recibir a los alemanes al llegar al teatro. Donde se aprovechó para sacar fotos y demás cosas.

Las expectativas se incrementaban y la ansiedad de ver a esta banda cuanto antes, se apoderaba también de una gran euforia, fue la prueba de sonido que se escuchaba desde afuera quien nos hizo tener este tipo de sensaciones, sin que haya algún indicio de que el recital comience a las 8 en punto. La fila comenzaba alargarse, pero no llegaría a las 40 personas para esa hora (más o menos a las 7 y monedas). Y ya era tiempo de ingresar al teatro (al hall) para esperar y sentir que la última hora se haga eterna. Seguía llegando gente, pero no superaba la expectativa que teníamos como público en cuanto al número que estimábamos de personas que iban a asistir. De igual manera, estábamos impacientes y los minutos no pasaban más. Mientras se esperaba, la gente que vino con los alemanes, aprovecharon en colocar un stand de discos y remeras y demás chucherías con el nombre de Haggard, donde algunos tuvieron que exprimir los bolsillos, ya que se trataba de precios elevados porque era material importado, pero no importa cuando sos un fans. (Al menos eso se notó).

Ya pasando casi media hora de las 9, ya estaba todo listo. La fila llegaba hasta donde terminaba el teatro, no era muy larga, pero algo que se destaca en muchos recitales, es la impuntualidad no solo de la parte de organizadores (a veces), sino también del público. De los que organizan por esperar a más gente y del público por decir casi siempre, “para que vamos temprano si va a comenzar una hora después”.

Primero pasaban los que tenían primera fila y luego seguimos nosotros por orden de llegada. Como alguna vez se dijo, “valió la pena la espera”, y vaya que lo fue, estaba ubicado en un buen lugar (2º fila, no había mucha diferencia). La euforia se incrementaba, poco a poco se iban ocupando las butacas, y ya era una locura tan solo ver ese buen escenario con todos los instrumentos listos para detonar Metal!!!

haggard en salta

Cuando todos esperaban que la apertura del recital estuviera a cargo de los locales Adagio de Limbo, la sorpresa se dió cuando vimos subir al escenario a los Carnarium (Bs. As.) Qué fue aclamada, por todos desde nuestras butacas, donde agitábamos la cabeza y gritábamos sus temas clásicos. Comenzó con “El Cristal”, se hizo una gran introducción con los sintetizadores y el juego de luces que acompañó muy bien en cada tema, dando justo en todas. En un momento nos preocupamos, porque hubo una pequeña falla en el sonido, pero después se arregló todo y jamás se la sintió. Cabe destacar el gran desempeño por de parte de la vocalista (Keila), quien realizó un papel sorprendente, hacía voces limpia, gutural y lírica, se tiraba al piso cantando y se mantenía muy bien con su rol. Acompañada también de la señorita quien en  los coros, con una hermosa voz también. Gustavo Arambich en las baquetas (Editor del Templarios Zine) y la muy buena escena del guitarrista y bajista, sin olvidar a dos en las teclas, no mucho por decir, salvo la ambientación que hicieron en uno de los temas nuevos.  Solo contaban con media hora, presentaron temas nuevos, y la verdad muy buenos (hasta ahora no se me van de la cabeza), como es el tema Horas Infernales y Angeluz, donde nos adelantaron que sería parte de su disco a editarse en los primeros meses del 2010. Temas clásicos que levantaron fueron “La Huida De Angora”; “El Lamento del Vampiro”; El público aplaudía, gritaba, pedía temas, pero ya habían cumplido con su tiempo, y habían apagado los micrófonos, pero alguien se apiadó y nos dejó escuchar el tema más gritado “Fénix”. Se despiden haciendo hincapié en que estarán tocando mas temas en la fiesta que continuaba en BeelZebul. La verdad, Carnarium excelente!!!! Mientras se bajan del escenario y se preparaba todo para Adagio de Limbo, salimos unos minutos a comentar lo que se estaba viviendo. No pasaron ni 10 minutos, y ya estaban listos.

haggard en salta

De puta madre!!! Fueron las palabras de todos, pero de todos los que estuvieron presentes!!! Adagio de Limbo dejó plasmado en el escenario de qué están hechos. Y que dos años de arduo trabajo dan grandes frutos. He aquí su logro. Gran show brindaron, muy buena escena, un público que respondía muy bien. Muchos filmaron y tomaron fotos, Y tratábamos de hacer pogo en la medida que se podía, ya que estábamos sentados (al igual que con Carnarium). Hace una semana ya habíamos hablado sobre ellos y su vuelta al escenario salteño después de un largo tiempo. Dos voces femeninas, una voz en barítono con buenas combinaciones con la gutural. Se podía notar la gran concentración por parte del señor de las baquetas, y la sobresaliente obra del guitarrista y bajista, todo tenía que salir perfecto y así fue. Algunos de los temas que interpretaron fueron “La Primer Tentación”, “De Llantos y Aullidos”: “Ecos” y el tema mas esperado elogiado y coreado por el público  “Archangelus”. Se llevaron muy buena impresión de la banda salteña. Había mucho público que no era del “palo”, como muchas veces decimos, algunos quizás no entendían mucho de lo que se trataba, pero al hablar con algunos en el final, me comentaron que fue una “locura copada”, jamás habían visto algo así y la verdad disfrutaron del show, como todos los presentes, como todos nosotros.

Y la banda local se despide del público dando agradecimientos a todos los que hicieron posible que se lleve a cabo este recital y su participación; al productor, las otras bandas y sobre todo al público, los que fervientemente apoyan todo esto, por más que hayamos sido pocos y quizás muy pocos a lo que se esperaba.

Otros minutos de receso, mientras se preparaba todo para el plato fuerte. Haggard.

Preparaban sus instrumentos, la gente tomaba fotos y la banda se prendía para todo esto con el público, con todos nosotros. 

haggard en salta

Una orquesta. Bellas alemanas de ópera, eeeh no, perdón. Bellas voces de ópera (como nos anunciaba el afiche, jaja) Más de 10 músicos con una fantástica escena, y realmente deslumbrante.

Las luces blancas se apagaron, y comenzaban a dar vueltas luces azules mientras comenzaban con la intro “The Origin” del disco que sacaron el año pasado “Tales Of Ithiria” seguido justamente del tema que da nombre a este muy buen disco. Fue sorprendente lo que se vivió, emocionante sobre todo. El tiempo volaba cuando tocó Haggard, si no me equivoco fue alrededor de dos horas el show que ni se sintieron, con eso se nota que fue de lo mejor, muchos comentaban (que por cierto era la mayoría) que este recital fue mucho mejor  que el de Lacrimosa. Superó todo lo que esperábamos ver. En vivo suenan un millón de veces mejor que en el disco. Y ya con dolor de cuello, porque era lo único que podíamos hacer desde nuestros asientos, largan el tema “Per Aspera Ad Astra”, la mierd…a, cómo sonaban esos violines con esa poderosa intro del tema, muchos no aguantaron más y se paraban en sus propias butacas y comenzaron a moverse, señalar a la banda y cantar el tema a la par de ellos, y algunos que se acercaron a tomar fotos, se quedaron frente al escenario saltando, fue ahí que el vocalista y líder de la banda alemana, hizo un gesto para que nos acerquemos todos, y una avalancha de personas bajaban por las escaleras hacia delante, y ahí pudimos hacer pogo.(no imagino la cara de aquellos que pagaron primera fila, porque realmente no me importaba en ese momento, pero se que no hubo problemas) Creo que es una de las cosas que más nos gusta hacer con una banda que realmente te llegue. Todos enloquecían, no parábamos de gritar sus temas.

haggard en salta

La hermosa alemana con su hermosa voz, fue quien se llevó tooodos los aplausos, gritos y silbadas (jaja), Un agudo tremendo y elevaba hasta las nubes su voz. Seguían haciendo temas de su último disco y los poderosos de los anteriores, nos quedamos sin voz cantando todo. Una interacción entre el cantante de voz gutural y guitarrista a la vez, con nosotros que extrañamente entendía lo que decía con su inglés (al menos en mi caso era extraño, jaja) Pero muy buena la onda de ellos para con nosotros. Se veía vibrar una gran energía en el teatro, la estábamos pasando bárbaro. Y ellos también, se los veían muy bien, a pesar de que éramos pocos. Imaginate, acostumbrados con un público de 3000 a 6000 personas, venir a Salta y toparse con los casi 200 que éramos, era otra cosa, pero aún así el público (nosotros), nos hicimos notar, y de muy buena manera, ya que se fueron contentos al igual que nosotros.

En casi mitad del concierto de Haggard, entra otra avalancha de personas, se les habían abierto las puertas para aquellos que estaban escuchando desde afuera, y para los 4 últimos temas entraron absolutamente todo, un gran gesto por parte de la organización.

En un momento que comentaban que sería su último tema, la gente abucheaba, no queríamos que termine más, pero los músicos se fueron, comenzábamos a gritar los típicos cantos a la banda “Ole ole ole olee Haggard…Haggard” (así fue en todo el recital) y una de las violinista y uno de los que estaban en percusión junto al cantante/guitarrista se prendían con los cantos, que tocaban a la par de nosotros y nuestro grito. Y casi al instante sale la voz de Haggard, y a medida que iba presentando a los músicos, iban saliendo y saludando y diciendo en alemán (al menos creo, je) gracias!!!

Y cada uno vuelve a su lugar, con su atril e instrumentos. Bajo, contrabajo, violines, violonchelo, flautas, corno inglés (?) teclados, baterías, guitarras, pandereta y todo lo que te puedas imaginar en una poderosa Orquesta de Metal.

Mientras seguían con los temas que su “set list” indicaba, la euforia era más grande cada vez y el pogo más salvaje. Fue cuando los músicos dejaron sus lugares, su atril, asientos y comenzaron a disfrutar mucho más y tener una escena mucho más viviente.   

haggard en salta

Hicieron un par de temas de esta manera y volvieron a sus lugares. Ya se acercaba el final, y ellos mencionaban la dicha de estar en esta hermosa ciudad (al menos eso entendí, jeje) Todos quedamos satisfechos con el recital, pero lo único que faltó por hacer era uno de los temas que tiene más agite en Latinoamérica, era “Hijo de La Luna” que no pudieron hacerlo, y algo que tenían planeado los alemanes era terminar con el Himno Nacional Argentino (que pudimos escucharlo desde afuera en la prueba de sonido) que por qué no se hizo? Los del teatro nos estaban echando, no había más tiempo para Haggard, pero la pasamos muy bien. Termina el recital, todos se acerca al escenario y los músicos se prestaron para que nos firmen algún que otro recuerdo de Haggard que nos regalaron al ingresar al teatro y tomar más fotos.

Luego se formó otra fila para la firma de autógrafo que se había prometido, y cumplieron!!! Sólo me queda decir… Gracias por la magia…

Para ROCK SALTA. Luis Sarmiento Pozza

Seguí leyendo

No viene Charly

Redacción

La despedida que no fue

Federico Anzardi

Nuevo disco de 2′

Redacción