Entrevistas

Karma Sudaca

karma sudaca

Previo al show en Salta del próximo Sábado 12 en Beel Zebul, Tony Molteni, la voz de Karma Sudaca, dialogó en exclusiva con RS. Una nota imperdible.

alejandro wierna Por Alejandro Wierna (Corresponsal Tucumán)[email protected]

Karma Sudaca tocará en Salta el Sábado 12 de Junio, a partir de las 21 hs en Beel Zebul. En una fría noche de jueves nos dimos cita en un bar céntrico para hablar con Tony Molteni sobre la realidad de la banda.

¿Cuál sería el momento exacto en el cual se deja de “presentar el disco”, y se vuelve a los shows regulares?

– Creo que te das cuenta arriba del escenario, y ahí sentís la necesidad de hacer algo nuevo. En el caso de una banda del interior, son muy largos los tiempos de presentación de un disco, porque es difícil lograr que toda la gente lo escuche. Girar por todo el país lleva mucho tiempo. A nosotros nos ha pasado que la gente en Tucumán, Salta o Santiago necesitaba un nuevo disco, pero recién estaba explotando en Córdoba o en el sur y salían giras nuevas pero era como continuar presentando lo mismo.
Uno por ahí se las ingenia cambiando un poco el show, la escenografía, reversionando tal vez los temas de otra manera.

¿Lo último de toda banda siempre es lo mejor?

– Es lógico que así sea…quizás no para el público, puede pasar que les guste más el Karma del 1° disco o del 2°; pero para el músico obviamente si lo es porque uno va aprendiendo de errores cometidos en discos anteriores. Siempre crees que pusiste lo mejor de vos, pero después te das cuenta que aprendés cosas nuevas, incluso dentro de un estudio.

“Quema” es un disco muy estridente…y se hizo esperar mucho…

– La demora fue tanto para el público como para la banda, estábamos ansiosos, queríamos volver a los escenarios, volver al vivo…reencontrarnos con la gente.
Se dilató muchísimo la salida, y esa especie de angustia que sentíamos se reflejó en lo que hacemos ahora arriba del escenario, estamos más felices que nunca estando de nuevo en el ruedo. Quizás se han perdido cosas en ese tiempo, pero intentaremos recuperarlas.

¿Es cómodo portar la etiqueta de ser la banda “mas representativa/convocante” del norte”?

– No, la verdad que no. Son cosas que se dicen, pero nunca nos hemos querido etiquetar como una banda que lleve determinada bandera…salvo la del norte argentino, del cual nos sentimos muy orgullosos de pertenecer. Eso se nota en las letras de nuestras canciones y cada vez que salimos a tocar en cualquier lado. Pero lo puede hacer cualquier banda del norte argentino. Estamos orgullosos en serio, en su momento nos pidieron que nos fuéramos a instalar en Buenos Aires y por unanimidad resolvimos que no, no lo íbamos a hacer. Nuestra manera de componer es de acuerdo a las vivencias que tenemos en nuestra tierra, el aire que respiramos, los amigos, los olores, la gente en si.

Ustedes tienen letras fuertes, comprometidas en algún punto ¿es una responsabilidad que aflora por ser músico? ¿o lo podrías transmitir de otra manera?

– Fue una búsqueda conjunta…teníamos muchas cosas por decir y por hacer, y la duda de cómo decirlo o hacerlo. Nosotros creemos -a modo muy personal, ojo- que el rock representa el “grano en el culo” para la sociedad, es revolución por revolución misma, y va muy de la mano con gritar verdades que a nosotros nos duelen. Encima la gente se acostumbra a que las cosas se hagan mal, a que la injusticia exista, y no es así…es una realidad absurda y dolorosa. Pero sí tenemos un mensaje de optimismo, de que podemos cambiar.

Teniendo en cuenta que nunca se apoyaron demasiado en Internet ¿fue la masividad que alcanzaron aquí la qué hizo trascender las barreras provinciales?

– Fue raro, es verdad lo que decís de Internet…estamos tratando de corregirlo (risas). Es más…todo lo que hay en Internet es subido por la misma gente. Nunca entendimos bien eso, cada vez que tocábamos en el norte nos comenzaban a tratar como una banda local más. Cuando tocamos en Cosquín llamamos mucho la atención, había muchas banderas, y eso que éramos los “don nadie”, los que abríamos el festival. Ahí llamamos la atención y todo lo demás se fue generando.
A nosotros nunca nos desvelo tocar en Buenos Aires, sabíamos que eso se iba a dar, nos interesaba mucho seguir viajando por el interior del país, y por el interior del interior incluso.

¿Recordás cuando nace el sonido Karma Sudaca?

– Sí me acuerdo, se fue puliendo un poco claro, pero siempre hubo mucha química…nos conocimos en una zapada, al otro día nos juntamos solos a ensayar, a la semana teníamos nombre y todo.
La letra tuvo mucho que ver con el sonido, y éste mucho que ver con la letra; fue un ida y vuelta. Esa cosa “furiosa” me contagia escribir cosas, y a su vez cambia el sonido en base a lo que escribo también.

Pero ese sonido fue generador de una escena, de bandas nuevas…

– Yo creo que en cuestión de tiempo cada banda va a ir adquiriendo su propio sonido. Por ejemplo, le puedo decir al Colo (guitarrista de la banda) “quiero que toques así” y en definitiva por su propia manera de tocar llegamos a algo intermedio entre lo que a él le gusta y lo que creo que necesitamos…pasa lo mismo con las bandas.
Más que un sonido me gustaría inculcarles a las bandas que recién comienzan el mensaje de que es posible hacer música.

Vos tenés un tono de voz muy particular ¿te emociona ver que hay gente que va a los shows y se esfuerza por cantar las canciones igual?

(Risas) Sí…a mi de los cantantes lo que más me gusta es que transmitan, más allá de cómo uno canta. Si veo que alguien se está “desgargantando” por decir algo, claro que me llega y mucho.

No es la primera vez que van a Salta ¿cuáles son las expectativas?

Las de siempre, puestas en lo que tenemos para darle a la gente, tratar de complacerlas, darles nuestro corazón, un nuevo show de Karma que se viene con muchísimas sorpresas: en nivel musical, escenografía, sonido…un montón de cosas. Estamos armando meticulosamente la gira. La gente pone mucho aguante, mucho calor…vamos a devolverle eso.

Te presentamos el video de la banda, “En el Aire”:

{youtube width=”550″ height=”400″}AtpJ9MoyCvk{/youtube}

Seguí leyendo

Spinetta a la venta

Redacción

Festival x la Memoria

Redacción

El momento de LaForma

Redacción