la vaca vuela
Entrevistas

La Vaca Vuela

la vaca vuela

La Vaca Vuela está comenzando a pisar fuerte en la escena reggae salteña. En unos días se presentarán junto a The Wailers en La Estación Mega. Charla a fondo con sus músicos.

“Recién ahora nos pusimos las pilas”

pablo choke torramorell Texto y Fotos: Pablo Choke torramorell – [email protected]

Esencia a reggae con toques aires a ska y letras alejadas de toda situación política son solamente aproximaciones al momento de definir qué es lo que siete músicos salteños hacen; músicos que se conocen hace poco pero al mismo tiempo hace mucho. La banda surgió a mediados del 2009 para inscribirse en el concurso del Quilmes Rock con el objetivo de tocar con Los Fabulosos Cadillacs: llegaron a la instancia final pero no ganaron el premio gordo, cambiaron rotundamente de integrantes (sólo quedan dos miembros originales) y estuvieron sin actividades hasta hace unos cuantos meses. Sin llegar al año de vida de “nueva banda” ya tocaron con parte importante de la escena reggae argenta e internacional. Ahora en unos días vuelven a repetir lo mismo siendo soportes de los herederos de Bob Marley y se vienen viajes que prometen ser flasheros. Y aún así a ellos esas situaciones no les importan tanto: “Está bueno, si. Pero nos interesa más divertirnos como personas en una banda”, dicen mientras se jactan de su manera de ser como banda (sea a nivel artístico como humano) y se señalan entre ellos mismos.
 
la vaca vuela
 
Ahora es de noche y estoy parado en la esquina de una sala de ensayos improvisada en la habitación de la hermana de uno de la banda, la sala “casera” de La Vaca Vuela: “Tenemos una hora más y tenemos que volver a armar la cama y dejar todo como estaba porque si no me matan”, alerta al resto de la banda el dueño de casa. Somos en total nueve personas (los siete músicos, un amigo de la banda y yo) encerradas en la sala casera y el calor empieza a hacerse sentir. “Hagamos este tema más y salgamos afuera que me estoy desmayando del tufo”, bromea uno y así se fue a cumplir la consigna. Salimos al patio en penumbras de la casa y los músicos se relajan tirándose en unas sillas mientras bromean todo el tiempo. Al costado hay un televisor con una Playstation 2 que sirve de “precalentamiento” del ensayo: “Jugamos unos partidos antes de ensayar y el que pierde tiene que hacer una serie de flexiones de brazos”, me dicen al mismo tiempo que se ríen del último en perder (“Sólo hiciste veinte, te faltaron diez flexiones más”). Y así sigue el clima durante toda la charla y seguirá estando en el ensayo, en un bar o sobre un escenario: cuando se juntan sólo se divierten como amigos, tratan de dejar de lado la idea del músico serio y, a veces, así también les va. Ignacio “Pico” Ortiz de Rozas (voz), Federico Furci (guitarra), Martín Neme (guitarra), Genaro Alfarano (batería), Maximiliano Rodríguez (bajo), José Israel Velarde y Sergio Tacuri (vientos) son los encargados de empujar a La Vaca hacia campos drogones a través de canciones que lejos están del discurso dominante de bandas reggae referentes.
 
“Cómo quisiera poder llegar al sol (…) También quisiera en la luna plantar una flor”, canta Pico mientras mete las manos en los bolsillos y cierra los ojos; ahora sale de la sala y se prende un pucho. El resto sigue tocando y ahora hacen el instrumental con el que van a abrir el show de The Wailers. Martín y Fede se miran para coordinar los arreglos de guitarra y por atrás Maxi se mueve al ritmo del bajo intentando no errarle a una nota: “Aprendí a tocar hace unos meses nomás, había empezado con el blues pero terminé haciendo reggae”, cuenta. Genaro le está pegando a la batería que todavía tiene el logo de su antigua banda y es el que apura a todos con el tiempo; había que dejar lista la habitación después del ensayo. Israel y Tacuri son los compinches del grupo detrás de los vientos y dan sugerencias cuando les parece oportuno.
En este último tiempo la banda recién parece haber encontrado el hilo conductor que toda banda necesita para seguir en camino. Algunos ya tienen experiencia en tocadas con otras bandas pero los que los juntó a tocar ahora son las ganas de tocar desde cero: así también llegan los problemas y desencuentros de horarios que hicieron que la banda esté parada durante unos meses: “Tenemos un problema de comunicación, básicamente”, dice Genaro después de contar una anécdota donde la banda tenía que ir a tocar al Dique Cabra Corral y al final terminaron yendo sólo dos miembros, la batería y el bajo.
 
la vaca vuela
 
– ¿Qué le hace falta a la banda hoy en día?
– Israel: Un poco más de ensayo
– Genaro: Si…es que es un grupo nuevo. Nos hace falta tiempo para compartir, tocar juntos, hacer más cosas juntos.
– Maximiliano: Creo que falta que los siete nos unamos más como personas para poder terminar de surgir como músicos. Porque cada uno es como que tiene algo diferente del otro y no nos terminamos de comprender.
– Fede: Imagináte: siete tipos que todos laburan, tienen sus respectivos horarios, sus respectivas cosas personales y es todo un quilombo. Por ahí intentamos hacer un asado todos juntos o cosas así y muchas veces no se puede, es un bajón. Entonces la onda es esa, nos estamos tratando de hacer amigos pero ya se nota que hay buena onda. La Vaca Vuela tuvo más gente en otros momentos, pero evidentemente por algo se fueron, entonces se quedan únicamente los que la están pasando bien.
– Genaro: Cada uno lo vive desde un lugar diferente: Yo por ejemplo a la mayoría de los  chicos los conocí ahora, no era que ya éramos amigos, sino que los conocí hace poco nomás. Y justo yo ya no estaba tocando con Luca Makonia y sentía ganas de tocar porque me gusta estar tocando; los conocí y empecé a tocar con ellos, y me gustó cómo venía la mano. Igualmente me gusta más ahora que antes la banda; ahora nos pusimos las pilas, antes no ensayábamos un carajo. Ahora la cosa está más activa.

– ¿Cuál es la diferencia entre la vieja y la nueva formación?
– Pico: Esta es otra banda, hay otra onda, otros encares, perspectivas. Son cosas distintas, lo único que queda es el nombre.
– Genaro: Aparte somos muchos y diferentes: cada uno trajo sus aportes. Es otra cosa, es algo nuevo.
– Pico: Igual estamos buscando siempre lo mismo. Es más, desde hace rato ya siempre venía molestando a varios para formar algo.
– Fede: El armado de la banda es laburo del Pico. Con él teníamos una banda hace 8 años llamada El Perchero: se desarmó y desde ahí fácilmente una vez por año pasaba casa por casa de los músicos consultando para hacer una nueva banda. Hasta que logró que todos nos enganchemos y nos encontramos todos para empezar esto hace ya un año. Y lo gracioso fue que nos encontramos con viejos amigos, compañeros del colegio, un grupo de gente que justo estaba al pedo y con ganas de tocar.

– ¿Qué planes tienen para los próximos años?
– Pico: En el verano nos vamos a ir a tocar a Perú y vamos a volver al Tilcara One Love nomás (risas).
– Genaro: La onda va ser seguir ensayando, porque mientras mejor empecemos a sonar, más oportunidades van a salir.
– Fede: La onda de la banda en realidad tampoco es tocar mucho acá en bares sino tratar más que nada de tocar siempre en fechas con un buen sonido porque somos una banda que si no tocás con un buen sonido suena desprolija, somos muchos. Es preferible tocar poco pero sonar bien. Y si se puede viajar, mejor.
– Pico: Ya somos viejos aparte, ya estamos cansados de tocar.

– ¿Qué les da la banda que no les da otra cosa?
– Israel: Yo disfruto cada vez que toco, en base a eso estudio música y también toque en otras bandas. Estábamos con Pico también en El Perchero, un romance “fuma-yuyo” de aquellas épocas (risas). Después fuimos y vinimos con La Vaca Vuela en el 2009 hasta que ahora le dije “che, llamemos a estos músicos para hacer de vuelta la banda”.

 
la vaca vuela
 
– ¿Sienten que se encasillaron en un género en específico?
– Martín: Experimentamos cosas. Cuando zapamos van saliendo bases de cumbia, de rap, bosanova…es como que cuando zapamos salen un montón de cosas primitivas que tenemos adentro.
– Fede: Para mí ése es el sello de la banda, ya lo encontramos y es alegre. Eso me personalmente me gusta. Vas a encontrar temas que pueden ser muy rabiosos pero siempre van a tener cosas alegres.
– Genaro: Influye mucho en que somos siete personas que aporta cosas desde diferentes lugares. Si uno de nosotros siete cambia ya vamos a sonar diferentes.
– Pico: Por ahora tratamos de sonar lo más prolijo.
– Génaro: Lo bueno, y te repito, que ahora hay ganas. Nos pusimos más las pilas y ensayamos los siete. Antes no se podía, cada uno tenía sus cosas personales.

– ¿Se ven como referentes del estilo que hacen?
– Fede: Como referentes no, pero nosotros lo que tenemos, que es lo que mantiene la idea principal de Pico, no es el estilo: Acá hay un montón de bandas reggae más roots como los chicos de Actitud De Gratitud o un ska hardcore como los CalmaNiño. No somos referentes de nada, sólo tocamos para cagarnos de risa, no sé si se nota.
– Martín: Lo que pasa es que nosotros encaramos las cosas desde otro punto de vista. Acá es mucho más hedonista la cosa. Las bandas que surgen lo que hacen es pensar en salir a tocar y siempre tocar: nuestra idea no tiene nada que ver con salir a tocar seguido, ni ganar guita, sino que buscamos cagarnos de risa entre nosotros y que los temas nos gusten desde el principio hasta el final.
– Fede: El resto sale solo. Y nosotros te lo podemos decir por experiencia: Genaro viene de una banda que laburaba mucho y así le terminás gustando a la gente.

– ¿Qué le dirían a alguien que no conozca a la banda?
– Genaro: Que no se pierden de mucho… (risas).
– Pico: Que es una banda que hace un género divertido. No es una banda aburrida de ver.
– Martín: Que ya van a ver, no hay que decirles nada. Creo que tienen que escuchar porque no le podés explicar nada a un flaco que hacemos mezcla de mezclas de otras mezclas. Tenés que escuchar y vas a ver.
– Pico: Pero eso es popular. Igualmente en el palo que nos movemos es un palo que no está muy explotado: hay muchas bandas de reggae, de ska, un montón de bandas. Lo que hacemos es una mezcla de todo fusionando de todo un poco.
– Israel: Cuando la gente nos vea en vivo que ahí nos califique y recién tenga una idea de lo que hacemos. Que vayan a un show y recién ahí saquen sus conclusiones.

Escuchá a La Vaca Vuela: http://www.purevolume.com/lavacavuela

Seguí leyendo

Dileando con Luis

Redacción

Más del show del año

Redacción

Ya salió la Rock Salta 6

Redacción