Coberturas

La Vela Puerca por primera vez en Salta

Un día después de lo planeado, en la Estación Mega, La Vela Puerca se presentó en Salta, confirmando que son una de las bandas del momento.

Foto: Eduardo Pece

Sus compatriotas de No Te Va Gustar habían tirado la primera piedra allá por mayo, sobre el mismo escenario. Ahora les tocó a ellos, los precursores de la movida, los que abrieron el camino para que las bandas uruguayas crucen el charco con el termo bajo el brazo y los championes bien puestos. La banda de Sebastián “Enano” Teysera demostró en poco menos de dos horas que arriba del escenario le parten la cabeza a más de uno. Dieron un show intenso, que por momentos rozó el punk, con grandes momentos de comunión con el público, que se entregó desde el primer momento y cantó todas las canciones y más de una melodía. Esa respuesta de la gente hizo que Teysera diera las gracias todo el tiempo, por el aguante y por los coros.

Pero el Enano (una especie de Vicentico más joven y liviano) no estuvo solo arriba del escenario. A su lado estuvo el otro Sebastián del grupo: el Cebolla Cebreiro, a quien se lo vio más enérgico que su compañero de voces. Se comunicaba todo el tiempo con el público, sonriendo, haciendo gestos y cantando hasta cuando no le tocaba llevar el micrófono a la boca. El grupo se desenvolvió perfectamente sin necesidad de grandes luces o pantallas (que sí utilizan, pero que no trajeron hasta nuestra ciudad). Dejaron de lado la estética (parecía que habían dormido con la misma ropa que usaron arriba del escenario) y se concentraron en el sonido y la energía de sus canciones. Y ganaron por goleada, repasando canciones de sus cuatro discos, llenos de hits.

Quizás los momentos más fuertes hayan sido “Me pierdo”, “El viejo”, “Zafar” y “De atar”. Pero en realidad todo el show mantuvo la misma intensidad. La banda está más que curtida en esto de salir a tocar (compartieron cartel con Queens of the Stone Age, System Of A Down, entre otros) y se le nota el rodaje en lo ajustada de su presentación.Que hayan tocado en Europa con grupos súper grosos no significa que este debut en el norte argentino (también tocaron en Tucumán) no sea para ellos algo muy importante.

De a poco LVP va plantando su bandera en todo el país (al suyo lo conquistaron hace rato) y hasta convocan a más personas que muchas bandas locales exitosas. Será cuestión de esperar para ver cuánto más van a crecer.