Coberturas

Un triunfo del rock

Las Pelotas volvió a Salta y en su primer show propio en la ciudad marcaron la diferencia ante un público extasiado. Un intercambio que se tiene que repetir todos los años. 

Era necesaria una fecha propia de Las Pelotas en Salta. Las tres veces anteriores, dentro de festivales, no le habían dado la posibilidad al grupo de ofrecérse por completo. Los propios músicos lo sabían. Entonces, el show del viernes 16 fue una de esas cosas que suceden pocas veces en la vida: eso de desear y que se cumpla. Era el deseo de muchas personas que venían siguiendo a la banda en los distintos festivales.

Las Pelotas son un caso raro. A diferencia de los hermanos Moreno Charpentier de Tan Biónica, o de Emi Brancciari de NTVG; sus integrantes carecen del tipo de perfil que busca la alta exposición. Simplemente generan un amplio consenso dentro del público rockero. La aclaración es necesaria porque (fuera de Divididos) en 2012 los shows grandes en Salta tuvieron otro perfil, menos rockero. Así, a más de uno sorprendió que La Estación Mega haya estado colmada en su capacidad en la noche del viernes. A propósito, esto hizo insoportable el clima en el reducto.

las pelotas en salta

El recital comenzó aproximadamente a las 21.20 h. El set fue parejo: arrancó con “Orugas”, un clásico. Luego llegó uno de los mejores temas del penúltimo disco, “Saben”; aunque bueno, ese álbum (Despierta, de 2009) está lleno de perlas que fueron desgranadas a lo largo de la noche. Así, pasaron más de 25 canciones y más que nombrarlas en orden, es preferible hacer algunos comentarios puntuales.

Después de un bloque inicial de cinco canciones, llegó un momento súper relajado: “Cuántas Cosas” (la mejor canción de Cerca de las nubes, el último disco), “Pasajeros”, “Personalmente”, “Dicen”. Rock tranqui y bonito.

Clásicos, sonaron varios. “¿Para qué?, “Si supieras”, “Capitán América”, “Corderos en la noche”, “Será”, “¿Cuándo podrás amar?”. El cierre, casi inevitable, fue con “El ojo blindado”.

las pelotas en salta

Hablando del ritual en sí, gustó mucho la actitud de la banda. Se notó esa energía distinta: la de tener, por primera vez en casi 10 años, su primera fecha exclusiva. Gabi Martínez, la bajista, es un fenómeno: se mostró comunicativa todo el tiempo, bajando las escaleras, desde el escenario hacia el público varias veces.

Uno de los momentos de la noche fue cuando Germán Daffunchio comparó a Gabi con Lady Gaga (que tocó este fin de semana en Baires). “¿No es más linda Gabi que la pelotuda de Lady Gaga?”, preguntó. Después, la broma se hizo extensiva con varios miembros de la banda. Hubo un par de referencias más, algunas en un tono crítico, como cuando dedicó “Esperando el milagro” a la justicia argentina.

Por último, el público: la gente vivió una fiesta, cantó todo, bailó y pogueó cuando la ocasión lo ameritaba. Mucho, demasiado sudor. Todo indica que al igual que con otros artistas que tienen su show anual en Salta, Las Pelotas inició esa seguidilla.

Galería de fotos de Gastón Iñiguez:

Seguí leyendo

Vuelve la Vela

Redacción

Entradas para el Indio

Redacción

Random regresa a Salta

Eduardo Pece