Noticias

Not Dead

Pachucho Cadaver, el mítico dúo de Roberto Pettinato y Guillermo Piccolini está de vuelta. El 5 de mayo tocarán en vivo después de 20 años de inactividad y dos discos de culto.

Después de dos décadas, Pachuco Cadaver volverá a los escenarios este 5 de mayo en el teatro ND Ateneo, de Capital Federal. El dúo, formado a fines de la década del 80 por Roberto Pettinato y Guillermo Piccolini, se convirtió en un grupo de culto y en el proyecto post Sumo que obtuvo la menor repercusión y éxito comercial; en parte gracias a sus dos discos repletos de influencias poco frecuentadas por el escucha promedio del rock argentino (BarrettSoft MachineCaptain Beefheart).

El grupo, cuyo nombre surgió de una canción de Captain Beefheart, se formó en España, en una época en la que Pettinato había abandonado su carrera periodística y estaba en plena transición luego de la muerte de Luca Prodan. Tres huevos bajo tierra, de 1991, fue el debut, un disco que trascendió por su recodada tapa, en la que se ve a ambos músicos completamente desnudos, sosteniendo un paraguas. Life in la Pampa, en el 92, fue el trabajo que marcó el final.

Hasta este reencuentro, los caminos de Pettinato y Piccolini se habían distanciado. Roberto se convirtió en una de las estrellas televisivas más importantes de Argentina, volviendo a la música sólo en contadas ocasiones (grabó dos discos a comienzos de los 2000). Guillermo, en cambio, integró Los Toreros Muertos, Man Ray, Lions in Love y fue productor de discos (El Otro Yo, La Doblada). 

Este 5 de mayo estarán presentes Willy Crook y Gillespi, que formaron parte del grupo como invitados permanentes y participaron de las grabaciones originales.

Las entradas oscilan entre los 80 y los 140 pesos y se consiguen acá

Te dejamos un video de una actuación en vivo en televisión, haciendo una versión de «Estallando desde el océano», el clásico de Sumo: 

{youtube}dvH52lE5ydw{/youtube}

Seguí leyendo

Mimi Maura | De tocar “para nadie” a ganar en los Premios Gardel

Redacción

Palpitando los quince

Santiago Castellanos

«Quemados pensamos»

Redacción