Coberturas

Saltá Reggae 3

Salta Reggae 3

La noche de Domingo se llevó a cabo la 3º Edición del Festival de Reggae salteño por excelencia. RS te trae la cobertura del Saltá Reggae 3.

Juancito se encuentra con Cadorna en la calle, y le empieza a preguntar:

 

–  ¿Qué hacés?

– Todo bien, vengo del Natty Combo.

 

– Ah, ¿qué tal estuvo? En Beel Zebul fue, ¿no?

– Sé. Estuvo muy bueno. Yo los había visto el año pasado pero no me acordaba que sonaban tan bien. Alta banda. Sobre todo el trombonista.

 

Mirá que bien. ¿Tocaron ellos nomás?

– No, hubo otras bandas también. Arrancaron unos tucumanos: “Buenas y santas”. Un trío. Sonaron bien, pero no les dieron mucha bola. Típico de banda que abre, digamos.

 

– Claro, ¿y de acá tocó algún grupo?

– Sí, “Santo Domingo”. Debutaron anoche.

 

– ¿Y qué tal?

– Para ser la primera vez que tocaban, muy bien. Salvo el cantante… la voz era muy áspera, no encajó mucho que digamos con el sonido. Pero tenían temas propios, algo muy importante para toda banda que se precie de seria. Eso es un punto a favor altísimo, aunque caigan en el lugar común de toda banda de reggae.

 

– ¿Qué lugar común?

–  Y… nombrar a Babylon. Me tienen las bolas infladas con Babylon. Si hacen reggae hablan de Babylon, si hacen heavy te salen con la leyenda de no sé que mago, si son rollingas hablan del barrio. Me embolan los lugares comunes.

 

– Che, ¿eran todas bandas de reggae?

– Sí, pue. Era el “Saltá Reggae 3”. ¿Qué van a hacer? ¿Neo folk?

 

– Bueno, qué se yo, por ahí había algo más…

– No. Aunque, ahora que lo decís, sí hubo algo distinto. Después de “Santo Domingo” se suponía que empezaban los del Natty, pero subió Luca Makonia. Es que el Genaro organizaba todo.

 

– ¿Qué Genaro?

– El batero de Luca.

 

– Ah… ¿y qué tal?

– Y… desubicado como inodoro en el living, pero todo bien. Qué se yo… cortaron un poco el mambo. Estábamos todos en una sintonía, con el reggae adentro, y que empiecen a tocar punk no fue la mejor decisión. Igual, fue un ratito nomás porque ya era re tarde.

 

– ¿Sí? ¿No empezaron a la hora que anunciaron?

– Obvio que no. Como siempre, empezó tarde. A las once subió a tocar “Buenas y Santas”. Tres horas después de lo anunciado.

 

– ¿Y fue mucha gente?

– No, no mucho. Habremos sido doscientos.

 

– Un garrón, re pocos.

– Sí, estos recitales tendrían que ser más masivos. Una banda buenísima a un precio accesible. Pero así está el rock en Salta: desolado. No llenamos ni Beel Zebul. Igual estuvo bárbaro.

 

– ¿Cuánto tocaron?

– Dos horas. Apenas arrancó El Natty, me di cuenta de que los locos, los músicos, estaban muuuy metidos. Era increíble verles las caras mientras tocaban. Te transmitían una pasión tremenda. Además de que sonaban del carajo. O sea, actitud más calidad, igual: recital perfecto.

 

– Qué bueno, cómo no fui, qué boludo.

– Y bué… en una de esas vuelven. Seguro. No hay que dejar caer la movida. La próxima seguro somos más.

 

Para ROCK SALTA. Federico Anzardi[email protected]

Seguí leyendo

Cierre de año local

Santiago Castellanos

Hombre Lobo

Santiago Castellanos

Rockean en tu casa

Redacción