Coberturas

The Wailers en Tucumán

the wailers

La legendaria banda de Bob Marley se presentó por primera vez en el NOA, esta vez en Tucumán. Obviamente, RS estuvo presente y te lo cuenta.

alejandro wierna Por Alejandro Wierna (Corresponsal Tucumán)[email protected]
 
La mítica banda de reggae se presentó en el Club Floresta en lo que prometía ser una noche –al menos- especial.
El género en la provincia ha crecido bastante en los últimos años, pero la sensación de cierto triunfo logrado por los más viejos en esta pelea por generar un circuito se comenzaba a transmitir mediante un sinfín de comentarios esparcidos por diversos medios.

La concurrencia del público fue masiva, aunque se ha visto más lleno el estadio en otras ocasiones, el espacio fue justo: se podía bailar, transitar, reconocer gente y todo lo que hace a lo extra musical.

 
the wailers
 
A las 1:05 los jamaiquinos comenzaron a apropiarse del escenario; ya habían pasado desde temprano las bandas locales Gurú y Valores Reggae. Con una ambientación no demasiado ostentosa, pero adornadas con un interesante juego de luces comenzó el show. Si bien Aston “Family Man” Barrett es la razón de la continuidad (y existencia si se me permite) de Wailers, no es para nada una presencia imponente en escena, refugiado en el plano trasero izquierdo, en una mini tarima, podía tranquilamente ser tomado como un bajista concertista contratado.
 
the wailers
 
Con “Irie” la fiesta tomó color y el escenario se terminó de poblar…antes habían largado con una base instrumental. Siguió una seguidilla de “Rastaman vibration”“Trenchtown Rock”  y “Don’t Rock My Boat”. Los clásicos estaban garantizados, el sonido le daba pelea al monstruo colosal que tantos recitales ha arruinado, y le pudo ganar, el sonido fue bueno y disfrutable. El primero de los grandes hits, vendría de la mano de “Is this love”, que detonó la euforia del público quien intentaba ser partícipe con un tarareo y canturreo melódico…aunque en rigor a la verdad sus canciones no son lo más difícil para cantar, aun sin conocimiento del idioma.
 
the wailers
 
Las coristas hacen el nexo directo con la cuota de melancolía presente, sus movimientos, sus tonos, aquella sensualidad desperdigada en su vaivén. Por su parte, Danglin y Koolant tienen muy bien aprendido qué es lo que deben hacer; ambos cuentan con un buen registro vocal y el primero prácticamente tiene incorporado todo el despliegue de un frontman, sin poder despegarse de la figura de Marley, obviamente.
 
the wailers
 
Y si de hits hablamos, no dudaron en atomizar con “Get up, stand up”, “Three Little Birds”, “Jamming” y “One love”, pegadas una tras otra. Luego un mini break (me atrevería a decir que ni bajaron del escenario, al menos cantante y guitarrista), y volvieron para tocar “Redemption song”.

No fue mucha la interacción verbal entre cantantes y público, incluso en ocasiones repetían latiguillos clásicos de un show en vivo (“Are you ready Argentina?” o “Let me feel this noise”). Pero sí se tomaron un par de segundos para comentar el programa de alimentación en el cual se encuentra involucrados, y presentaron la canción “A Step for Mankind”.

 
the wailers
 
Un show emotivo para muchos, en donde cada concurrente debía tener interés de jugar el juego planteado, ya que en momentos de lucidez y distancia era inevitable percibir que estábamos ante una banda homenaje, o “la banda de…”, pero varios años tarde.
 
{youtube width=”550″ height=”400″}Oy34bXSvXz8{/youtube}

Seguí leyendo

Jauría en Tucumán

Redacción

Comunidad RS

Redacción

Más Cerca de las Nubes

Santiago Castellanos