Noticias

Vuelve De Acá

El programa número uno del rock salteño comienza su séptima temporada. Será este sábado 7 de abril a las 17 en FM Capital y estará conducido por Pablo Choke Torramorell y Chaka Cavanna. ¿Te lo vas a perder?

De Acá, el programa de radio ideado y producido por Diego Maita y conducido por Pablo Choke Torramorell (ambos, miembros de Rock Salta) y Chaka Cavanna vuelve al aire este sábado 7 de abril a las 17 h por FM Capital (97.7 MHz).
Con entrevistas, acústicos y análisis detallados del rock producido en esta provincia, De Acá se erige como un oasis contradictorio, culpa del centralismo que nos invade constantemente y hace que dependamos de las grandes urbes hasta para decidir qué escuchamos y qué descartamos. La historia del rock argentino nos ha enseñado algo que los salteños no terminamos de aplicar: es menester valorar lo hecho entre nosotros.

 
Diego Maita nos habla del programa, de sus aportes y sus objetivos.

– ¿Desde cuándo se transmite el programa?
– Se transmite desde 2006.
 
– ¿En qué emisoras? ¿Quiénes fueron los conductores?
–  Radio Universidad, de 2006 a 2010. Dinamo desde 2011. En la UNSa comencé sólo las tres primeras temporadas. Debo hacer un especial reconocimiento al amigo Jorge Linares, que era mi operador, el único cumpa que me incentivaba. En la cuarta temporada se suma Pablo, que había sido alumno mío en la UNSa (N. de la R: Diego es profesor de Historia), y era un tipo que al final de las clases siempre quería charlar de música. Y ahí es cuando entiendo tres cosas: que yo ya estaba “gastado” en este espacio, que era fundamental tener dos o más personas al aire (si una de ellas era mujer, mejor), y claro, que el espacio era ideal para Pablo.
Así, es que en la quinta temporada yo me alejo del aire, entro a producir, y se suman Florencia Lobo en la conducción y Stella Maris Martínez Aguilar en producción. Y ya ahí sentí que el producto se había consolidado. Eso y una serie de condiciones posibilitaron la mudanza a Dinamo, con el mismo equipo. Se nos suma Chaka Cavanna (batero de Moho Radiactivo), y se nos baja Flor Lobo por razones laborales y de estudio. Y, como Stella está “de licencia” por su reciente maternidad, ahora el programa se sostiene casi exclusivamente en Pablo y Chaka.
 
– ¿Qué te llevo a iniciar el proyecto?
– Desde 2008 venía trabajando en proyectos colectivos vinculados al rock, como La Balsa (con Tony López, Hugo Leyes y otra gente que pasó por el programa), un par de cosas bizarras en Dinamo por el 2002 (con Hugo) y luego creamos Ciudad de Pobres Corazones en FM Aries, junto a Fernando González, Candelaria Aparicio y Humberto Pipino. Y por 2005 me empezó a picar el orto de hacer algo solo. Y en esa búsqueda individual creí que a Salta le hacía falta un programa que difundiera exclusivamente rock salteño. Y era muy difícil, arranqué con ocho discos que repetía hasta el cansancio.
– ¿Notás alguna evolución desde el inicio hasta hoy?
– Seguro, hoy el programa si bien no es un clásico, se ha ganado un lugarcito de referencia para el público y sobre todo para los músicos que cuentan con el mismo para darse a conocer.
 
– ¿Cuál es el estado actual del rock salteño? 
– Creo que estamos en una larga primavera donde, más allá de los clásicos problemas que tienen las bandas (falta de continuidad, falta de lugares, guita, etc.), hay una fuerte necesidad de expresarse por esta vía. Cada vez menos gente elige el folclore y se vuelca al rock, si bien no los veo como términos antinómicos. Hay más de cien bandas, y donde te das vuelta hay gente ensayando. Eso, naturalmente y con el paso del tiempo, debería cuajar en propuestas artísticas serias.
 
– ¿Creés que el programa ayudó al crecimiento del rock salteño? 
– Sí. Sin falsas modestias creo que sí. Al menos desde el hecho de hacerle entender a las bandas que no sólo se trata de tocar, sino de difundir una propuesta, laburar para grabar algo y sonar. Cuando le ves la cara a algún músico que por primera vez escucha su tema en la radio… es como sentirse el boludo de Weich.
 
– ¿Hasta cuándo pensás que puede seguir al aire?
– Eso depende de Pablo Choke fundamentalmente. Pablo se ha constituido en los últimos dos años en el motor del programa. Y si bien la idea, originalmente, es mía, pude comprender que excede a mí, y si bien nunca me voy a apartar de este, que siempre va a ser mi proyecto, hoy también es el proyecto de Pablo. Pero seguramente así como pasé yo, pasará Pablo (espero que sea dentro de mucho), y ojalá encontremos a la gente que quiera seguir levantando nuestras banderas que en cierto punto, sin resignar rigor periodístico, tienen mucho de militancia.

Seguí leyendo

El Cuchi según el rock

Redacción

La Yugular y Perro Ciego en vivo

Santiago Castellanos

Escenas del jazz salteño

Redacción