Discos

Cardo o Ceniza, el debut de Agua Florida

El primer disco del trío no puede (o no quiere) esconder un homenaje a Chabuca Granda.

El agua florida remite al carnaval. Al menos, en el cancionero popular del norte argentino puede encontrarse un registro por ese lado. Básicamente, un agua de colonia que también tiene un uso medicinal en el mundo andino. Suele venir en un frasco pequeño, es la lógica de lo mucho concentrado en muy poco.

Agua Florida es un trío de pop electrónico integrado por Vera Frod, Baltazar Oliver y Nicolás Bolo, que remite a cierto cancionero latinoamericano en clave sonora actual. Nacido hace tres años, vienen desarrollando un trabajo que los vincula a artistas salteñxs como Emi Livelli y Feli Colina. De hecho, su tecladista (Oliver) es salteño pero está radicado en la ciudad de la furia. Baltazar toca en la banda de Feli y fue un histórico socio musical de Livelli. En diciembre del año pasado, pudimos ver a la banda en el FestiGauch.

Luego de un 2019 con dos singles en la calle y de adelantar dos cortes, finalmente llega el primer disco de la banda. ¿De qué se trata? Siete canciones en 27 minutos, respetando el nuevo formato de discos que estamos recibiendo desde la virtual muerte del formato CD.

En términos conceptuales es un disco con un título que es bandera. Porque “Cardo o Ceniza” es una canción insignia, un landó (ritmo afroperuano) compuesto por Chabuca Granda y grabado en la década del ’80. Un motivo inspirado en Violeta Parra y su destino de amor fatal, una canción folclórica cargada de erotismo. No es ese erotismo de besos con baba y ese tipo de cosas que popularizaron Los Nocheros en su fase de sociedad con Paz Martínez sino un erotismo transgresor, en clave feminista. Chabuca era mujer, peruana y hacia folclore en los ’80.
Además de este landó, el disco incluye una versión de “Tonada de luna llena” del multifacético compositor venezolano Simón Díaz, quien también hizo su aporte al cancionero latinoamericano con “Caballo viejo”, entre otras. Después, las otras cinco canciones son de la dupla Frod – Oliver.

En términos musicales es un trabajo muy bien logrado. La banda logra una amalgama casi perfecta, a la que se suma el aporte de Mariana Baraj e Ilunga Malana en voces, Ivana Rud en guitarras, Juan Pablo Mayor en trompeta y Martín Misa en percusión.

Cardo o ceniza es un disco muy parejo y es casi imposible hacer el inventario de influencias y sonoridades que aparecen explícita e implícitamente. A lo largo de la obra hay sonoridades bien “dos mil” que recuerdan a Massive Attack o Portishead pero también pianos más clásicos que recuerdan a cierta escuela tradicional del folclore criollo.
En “Ella sabe” hay algo también que remite al Spinetta de “Para los árboles”, con un motivo abolerado al medio que da cierto tono de película a la canción. “Reina” es el segundo corte de difusión y explora en esa rítmica que emparenta lo hispano con la cumbia y el caribe, tan propio de la estética cabarette. Fuera de algunos elementos acá destacados, hay una gran hibridez temporal y geográfica en lo musical.

El disco fue grabado en Estudios Eko (Vaqueros, Salta) por Lucas Lopez, mezclado en Madrid y masterizado en Buenos Aires. La fotografía y el diseño de tapa la realizó Vicky Monté y la producción estuvo a cargo de Baltazar Oliver.

Seguí leyendo

Lanzamientos | Fede Cabral, Livelli y los Saravia, Gaspar Om y otres

Federico Anzardi

Este lunes | Livelli y los Saravia en el ciclo Indiefuertes

Redacción

Feli Colina | Se dice de mí…

Diego Maita L.