Foto: Facebook Andrea Prodan
Noticias

Luca vuelve a Italia convertido en mito

Un director de ese país prepara un documental sobre el cantante de Sumo. Su historia también se publicó en un libro.

A fines de la década pasada Luca Lancise viajó a Bolivia para filmar partes del documental Bianca Neve, un trabajo que se estrenó en 2010 y analiza los distintos aspectos que rodean el consumo y la distribución de cocaína. Antes de terminar el rodaje, en un alto de la filmación, el director italiano decidió visitar Argentina. Aquí asistió a fiestas, fue a eventos y salió a cenar más de una vez con gente desconocida, amigos de amigos que cada noche se renovaban. En cada encuentro Lancise notaba que había algo que se repetía. Un diálogo inicial que todos usaban para romper el hielo.

– ¿Cómo te llamás?
– Luca.
– Ah, como Luca Prodan.

Al principio Lancise no prestaba atención, ese nombre no le decía nada. Pero ante la insistencia empezó a sentir curiosidad y preguntó de quién estaban hablando. Cuando conoció la historia entendió todo. Se dio cuenta de que en la memoria colectiva argentina hay lugar para un solo Luca.

Hoy Lancise prepara un documental sobre Luca Prodan. Quiere presentar al cantante de Sumo ante la sociedad italiana. Buscará mostrarlo como un compatriota que se convirtió en una leyenda en otro continente. Alguien que se fue escapando de una adicción personal pero también de un país que no lo comprendió. La película será apenas una de las distintas maneras en las que Luca está volviendo a Italia. A 33 años de su muerte, el mito todavía expande su influencia.

Lancise quedó impresionado con la música y con la historia del cantante. Lleva más de cuatro años trabajando en la investigación de la vida de Luca. Por ahora el proyecto está paralizado por las restricciones de la pandemia. Sin embargo, está en marcha y ya cuenta con productores interesados.

A Lancise lo seduce también la idea de reflejar los aspectos colectivos que provocaron la huída de Luca de Italia. Para Andrea Prodan, hermano menor del cantante, el director “tiene un concepto muy interesante” para desarrollar.

“Tenemos documentales sobre Luca pero son productos que no son fácilmente digeribles para el italiano. En Italia la gente no tiene paciencia para estar escuchando al que no conoce. Ni saben que hay rock en Argentina. Pero Lancise está encarando esto desde el punto de vista de la historia de un italiano representante de cierta faja de la sociedad que sintiéndose incómodo en su mismo país se tiene que ir”, dice Andrea.

Foto: Marcelo Zappoli

Andrea cuenta que para Lancise se trata de “una película social” que también hablará “sobre las drogas y la política en Italia”. Que Luca haya ido preso dos veces por no hacer el servicio militar es un ejemplo de un país que “expulsaba” a quienes deseaban vivir de manera alternativa.

“Es un proyecto serio. La presentación del documental ya está y me parece genial. Yo estoy ahí para ayudarlos. Hice muchas traducciones, brindé mucho material para que Lancise pueda concentrarse y comprender mejor. Estoy muy atento a que no haya un malentendido sobre ciertas cosas de Luca, pero no es tanta mi responsabilidad a esta altura porque el director tiene una idea bastante clara de Luca que ha ido procesando en estos años”, explica Andrea.

El parate obligado por la pandemia no es una preocupación para Lancise y los productores, que trabajan y esperan el momento para venir a Argentina. “Hay una parte que se tiene que filmar acá, obviamente. Pero hay partes que se filman en Italia. Hay toda una parte basada en la relación de Luca con mi padre y con mi hermana Claudia”, cuenta Andrea, el menor y único sobreviviente de la familia, radicado hace años en Traslasierra.

La película no tiene una fecha de estreno. Lancise pretendía terminar rápido pero los tiempos se extienden. “Recuerdo que la película de Rodrigo Espina tardó quince años en hacerse. Yo se lo comenté a Lancise y me miró como diciendo ‘ni en pedo’. Pero el personaje de Luca es complejo y hay que conocer bien Argentina para empezar a contar el fenómeno de Sumo. Hay muchas cosas”, dice Andrea.

Diarios y casetes

El documental no será el primer acercamiento de la cultura italiana a Luca Prodan. Quizás el primer paso haya sido una nota publicada a mediados de la década de los 2000 en el diario Il manifesto. “Era un artículo bastante informado pero obviamente superficial. Te contaba toda la clásica historia de Luca así como la conocemos”, dice Andrea, que recuerda que luego se publicó otra noticia similar en L’Unità. Este año su historia apareció en La Repubblica, el diario más importante de Italia.

Antes de esos artículos Luca ingresó a Italia como un artista de culto dentro de breves círculos melómanos. Un camino que inició el propio Andrea a fines de los 80, cuando les hizo escuchar casetes de Sumo a los hijos adolescentes del director de cine Vittorio Taviani: “Ellos fueron los primeros abanderados. Se llevaron copias de los casetes y los pasaron a sus amigos. Así que había como un mini círculo en Roma de gente que escuchaba Sumo”.

Andrea Prodan en la puerta de la última casa de Luca en Buenos Aires. Foto: Facebook A.P.

Cuerpo especial

Otro proyecto que alimenta el mito de Luca en Italia es Corpi speciali, el libro de Francesca d’Aloja que reúne historias de personas que han sido olvidadas o no fueron reconocidas. Uno de los capítulos está dedicado a Luca.

D’Aloja se enteró del mito de una manera parecida a la de Lancesi. Como si el cantante de Sumo formara parte de una versión criolla del famoso “¿Argentina? Maradona”, la escritora viajó a nuestro país y se encontró con alguien que de manera inevitable le habló de él.

“Y flashó, porque ella había hecho una película conmigo”, dice Andrea. “Ella era actriz, habíamos hecho juntos una película sobre los tres gigantes del Renacimiento. Me conocía a mí, no a Luca”, agrega.

Francesca se puso al tanto de la historia de Luca y comenzó a entrevistar a Andrea por WhatsApp: “Tuvimos interminables conversaciones o monólogos, prácticamente, muy interesantes. Le conté toda mi historia y la de Luca. Y a ella también le pareció increíble toda la historia de porqué yo dejé mi carrera de actor en Italia para venirme a Argentina. Para mí fue un poco una catarsis también, porque me permitió explicarle a los italianos de una vez por todas por qué me fui. Muchos nunca comprendieron porqué dejé el cine siendo un actor de relativo éxito entre los actores de cine de autor”.

Corpi speciali (“Cuerpos especiales”) se publicó este año. Incluye distintos relatos sobre hombres y mujeres que la escritora conoció a través de viajes, investigaciones y encuentros. “Es muy bueno, espero que lo traduzcan”, dice Andrea. El capítulo dedicado a los hermanos Prodan se llama “Luca vive”.

Andrea celebra que con el libro (“está vendiendo bien”) muchas personas empiecen a conocer la historia de Luca. “Pero siempre en un campo literario -aclara-, así que no es una cosa masiva. Y está bien porque Luca de alguna manera es un outsider, un personaje que estuvo siempre de la parte de la gente que vive en el borde de la sociedad. De alguna manera fue un campeón de los que sufren, de los incomprendidos, de los rechazados”.

El libro es un acercamiento más. Cuando el documental se estrene habrá otras ventanas abiertas para entrar a la vida de Luca. Andrea confiesa que aún no sabe qué va a pasar con la historia de su hermano a medida que los proyectos se difundan en Italia.

“Yo creo que es una historia que para los italianos podría caer como una bomba atómica. Porque están cruzando un momento muy particular donde han perdido muchísimos de sus mejores valores para subirse a una especie de carro norteamericano. Un país que ha tirado su enorme cultura en pocos años para ser una mala copia de Estados Unidos y ahora está pagando el precio -dice-. Y de alguna manera Luca es uno de los que pagó el precio para no hacerse doblegar a esta superficialidad”.


Especial Luca

El libro italiano que cuenta la vida de Luca Prodan

¿Ya escuchamos todas las canciones de Luca?

La biografía definitiva sobre Luca

Seguí leyendo

Massacre: nuevo video

Eduardo Pece

La previa en Gualeguaychú

Federico Anzardi

Daniel Melero en Tucumán

Redacción