Foto: Jeremías Martinez Maggio
RS Pregunta

RS Pregunta | Baltasar Comotto

El guitarrista y compositor responde nuestro cuestionario.

– ¿Cuál es tu primer recuerdo musical?
– Creo que escuchar “Helter Skelter” por primera vez de pequeño. No podía creer el vértigo que me daba esa canción, para mi a esa edad fue un descubrimiento. Siempre me llamó la atención los temas extremos, esa canción que te podía modificar el día.

– ¿Cuál fue el primer disco que compraste?
– Creo que Give ‘Em Enough Rope de The Clash, cuando era adolescente. Me mataba la crudeza de ese álbum y el diseño de la portada.

– ¿Y tu primer concierto de rock?
– No se si fué el primero pero por ahí le anda, Rock in Río (primera edición). Esa noche tocaba AC/DC, Ozzy, Scorpions y Whitesnake, imposible de olvidar.

– ¿El mejor show que viste?
– Muchos. Iggy Pop en obras, Bowie en River y Ferro, Ramones en Obras, Prince en River, Metallica en el Estadio Unico de La Plata. Y la lista sigue….

– ¿El peor?
 – No lo recuerdo.

– Nombrame dos bandas de tu adolescencia.
– The Clash y The Who.

– ¿Tres temas de rock argentino de los últimos cinco años?
– “La oscuridad”, de Indio, “Kiev”, que es mía y “Prófugo”, de La Mono.

– ¿Cuál es el mejor tema del rock argentino?
– No sabría decirte, hay tantos que sería injusto nombrar a uno. Te nombro varios, no hay orden, son grandes canciones que se dieron en este país: “Cantata de puentes amarillos”, de Spinetta; “Vencedores vencidos”, de los Redondos; “Mejor no hablar de ciertas cosas”, de Sumo; “Imágenes paganas”, de Virus); “En la ciudad de la furia”, de Soda Stereo; e “Himno de mi corazón”, de Los Abuelos de la Nada.

– ¿Cómo se conformaría la banda ideal del rock argentino?
– Con buenos músicos, inspiración musical y  grandes temas que estén a la altura.  

Baltasar Comotto acaba de publicar “Kiev”, el single adelanto de su próximo disco. La canción es una colaboración con Alejo Ferreres, de Electro Guru.

Seguí leyendo

Previa fundamentalista

Santiago Castellanos

La redención de un salmón

Redacción

Sonido extraterrestre

Eduardo Pece