Discos

Ya me estoy volviendo canción, un compilado de FM En Tránsito

La radio comunitaria del Oeste bonaerense nos trae un puñado de canciones del rock argentino de los ultimos 33 años, versionados por bandas locales y de países vecinos.

Parte de la historia del rock argentino tiene que ver con los medios de difusión. No sólo los grandes sino los alternativos y especializados. También, como en este caso, los comunitarios, que son engranaje clave en “la otra” comunicación. Cuando los grandes medios invisibilizan las expresiones de la música popular para centrarse en la alta rotación bancada por sellos discográficos, son los alternativos, populares y comunitarios los que abren su espacio a los proyectos emergentes.

Este compilado, de 2017, fue la excusa para celebrar los 30 años de una de las primeros medios comunitarios de nuestro país: FM En Tránsito. La radio se encuentra en el 93.9 Mhz del dial, en la zona de Castelar – Morón.

Entre el repertorio y la selección de bandas que lo interpretan hay una diferencia de magnitudes. El repertorio tiene expresiones mainstream pero también cosas que en su momento fueron emergentes, under o alternativas. Hay canciones de Charly García, Soda Stereo y Andrés Calamaro, aparecen Celeste Carballo, Los Caballeros de la Quema, Las Manos de Filippi y Babasónicos, para llegar a Tonolec, Los Espíritus o Miss Bolivia. Canciones de 1987 hasta 2016.

En el caso de los 30 proyectos que participan como intérpretes, hay dos criterios que se entrecruzan: salvo No Te Va Gustar, y un poco más abajo Arbolito, La Franela, Bersuit o Las Manos de Filippi, la mayoría son proyectos que no pertenecen al mainstream. Hay tres patas fundamentales respecto al origen de cada banda participante del compilado:
– Diez “nacionales”, que incluye a las arriba nombradas
– Diez “lationamericanas”, como los brasileños de Francisco El Hombre, Tabaré Cardozo y Agarrate Catalina de Uruguay o Animal de Ciudad de Bolivia, a los que se suman Kchiporros de Paraguay y proyectos de Venezuela, Perú, Colombia, Costa Rica.
– Diez “del Oeste”, como Mustafunk y El Chavez, entre otras.

Muchas veces, los grandes sellos sacan compilados con el concepto de “artistas conocidos” haciendo “canciones conocidas”. Algo de eso hay acá, donde la calidad es indiscutible pero la apropiación y el resultado final siempre serán objeto de la mirada particular del que pone Play. Hay canciones que prácticamente son covers y están calcadas del original, ruta que no me parece la mejor. Hay otras que, con mayor o menor experimentación, están reversionadas y por ese lado van a venir las tres recomendacciones.

Desde Perú, La Nueva Invasión nos trae una versión muy jugada de “¿Qué pasó?”, de Bersuit Vergarabat. La canción es versionada en tempo de guaracha con mucho de percu afroperuana. Lo mejor y poco usual en estos casos, es que fue reversionada en tono menor (la canción original es en mayor). Esto implica cambiar líneas melódicas, el centro de la canción. Irreconocible. Aplausos.

Después hay un combo funk que atraviesa el disco y que es muy agradable.
Mustafunk reinterpreta “Sábado”, de Divididos y lleva ese pulso y el “elemento hendrix” característicos de la aplanadora a nivel 11. Por otra parte, El Sonidero y La Fanfarria Insurgente hacen algo similar con “Las cosas que no se tocan”, de Intoxicados. Finalmente, los bolivianos de Animal de Ciudad le dan otro toque a “Oportunistas”, de Las Pastillas del Abuelo.

Por último, voy a elegir dos versiones por el antagonismo con las originales. Las Manos de Filippi agarran “Tomate el Palo”, de Miss Bolivia y le meten mucho power, mucha distorsión, dando esa oscuridad que debe tener una canción de ruptura y desamor.
Por otro lado, Sofía Viola le mete guitarra y voz a “Indultados”, de Kapanga, con ese tono de canción testimonial y de protesta propio de Joan Baez y otras cantoras clásicas del género.

Muy bien por esta radio y este proyecto. Si bien es un disco de 2017, por repertorio e interpretaciones se vuelve intemporal. En formato físico, cada canción viene con una ilustración que da más vuelo al material. En breve serán 33 años. ¡Salud por esto, colegas! Sabemos lo que implica comunicar, apostar a proyectos que ponen todo en su sueño musical y en aportar a la cultura popular de su tiempo y su lugar.

Seguí leyendo

Vuelve NTVG

Redacción

Parte de Crecer: lo nuevo de Kchiporros

Redacción

Agarrate Catalina vuelve al NOA

Redacción